La Agencia Europea de Seguridad Marítima confía a empresas asturianas uno de sus más ambiciosos proyectos tecnológicos

El consorcio resultó adjudicatario del contrato por un valor de 853.000 euros, a desarrollar durante los cuatro años que abarcan desde julio de 2019 hasta junio de 2023, en tres módulos que incluyen el desarrollo de la herramienta, su mejora y el mantenimiento

La Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA), con sede en Lisboa, ha seleccionado a un consorcio de empresas asturianas formado por Signal Software, UbiqWare Studio y Simbiosys (líder del proyecto), para llevar a cabo uno de sus más ambiciosos proyectos tecnológicos de los próximos años: el desarrollo de un entorno de realidad virtual para formación de inspectores de buques.

La EMSA es la agencia de la Unión Europea que se encarga de reducir el riesgo de accidentes marítimos, de luchar contra la contaminación marina, y de coordinar los esfuerzos de búsqueda y rescate en la mar. Fue creada en 2002 a raíz de varios accidentes marítimos en aguas europeas en un corto espacio de tiempo, entre los cuales destacaron los de los petroleros Erika (2000) y Prestige (2002). Emplea en la actualidad a 250 personas y cuenta con un presupuesto anual de 88 millones de euros.

El proyecto constituye un hito para las compañías asturianas miembro del consorcio, por su dimensión internacional y por su volumen económico, pero también por la capacidad de replicabilidad de la solución y su aplicación en otros entornos.

Entre las actividades de la EMSA destaca la realización de distintos tipos de inspección técnica, incluida aquella destinada a verificar que los buques que lleguen a los puertos de la UE sean convenientemente inspeccionados. Para ello, establece estándares y recomendaciones para las inspecciones a nivel europeo, y organiza actividades de formación de inspectores navales, además de certificar a los centros que en cada Estado Miembro proporcionan esta formación.

Con el objetivo de mejorar y modernizar sus actividades de formación y ofrecer una mejor experiencia de aprendizaje con contenido más práctico, la EMSA publicó a principios de 2019 un concurso por valor de un millón de euros para desarrollar e implementar un entorno de realidad virtual para inspecciones de barcos. El objetivo era contar con una herramienta de formación donde ofrecer actividades de aprendizaje para los inspectores navales, usando herramientas inmersivas de realidad virtual, de modo que los inspectores pudieran desarrollar una experiencia de inspección sin necesidad de estar en el buque.

Después de un intenso trabajo para la elaboración de la oferta, el consorcio de empresas asturianas WEB VR TRAINING EXPERTS, formado por las tres empresas arriba mencionadas, presentó el mes de marzo pasado la propuesta Virtual Reality Environment for Ship Inspections, VRESI (Entorno de Realidad Virtual para Inspecciones de Buques), que fue valorada como la mejor de las recibidas por la EMSA en un procedimiento muy competido en el que participaron proveedores de toda Europa, con una puntuación total de 99,76 puntos sobre un total de 100 posibles.

El consorcio resultó adjudicatario del contrato por un valor de 853.000 euros, a desarrollar durante los cuatro años que abarcan desde julio de 2019 hasta junio de 2023, en tres módulos que incluyen el desarrollo de la herramienta, su mejora y el mantenimiento.

Otro aspecto que la Agencia tuvo especialmente en cuenta en la valoración fue la combinación de experiencia de las tres empresas asturianas adjudicatarias, con importantes trabajos conjuntos y complementarios, en materia de diseño estratégico de productos digitales y desarrollo de tecnologías Web, áreas en la que destaca Simbiosys; realidad virtual y simulación, ámbitos en los que Signal Software es especialista contando con relevantes proyectos para organismos internacionales; y metodologías de gestión de proyectos software, integración continua y aseguramiento de la calidad del software, en las que UbiqWare Studio centra su experiencia.En su evaluación, la Agencia valoró particularmente la calidad de la propuesta técnica presentada, destacando la capacidad de inmersión y el realismo de la solución, así como su flexibilidad y capacidad pedagógica. Asimismo, la colaboración de organizaciones asturianas como el Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos o la compañía Astilleros Gondán, que durante la preparación de la oferta apoyaron al consorcio, fue considerada como muy valiosa por la EMSA.

La reunión de lanzamiento del proyecto tuvo lugar el pasado 13 de agosto en la sede de la EMSA en Lisboa, y las empresas del consorcio han comenzado ya a trabajar en una solución que se estima permitirá a la agencia multiplicar por cinco el número de beneficiarios de sus actividades de formación, pasando de los 10.000 usuarios al mes actuales a un total de 50.000 cuando la solución esté plenamente operativa. Dichos usuarios podrán simular, a través de gafas de realidad virtual o de la Web, las condiciones de inspección de un buque, desplazándose virtualmente por el interior de los buques y haciendo comprobaciones sobre, por ejemplo, el correcto estado de las máquinas, la idónea colocación de los extintores, o la corrosión de los materiales.

El proyecto constituye un hito para las compañías asturianas miembro del consorcio, por su dimensión internacional y por su volumen económico, pero también por la capacidad de replicabilidad de la solución y su aplicación en otros entornos, ya que podrá ser utilizada para la capacitación de profesionales en sectores como el industrial o en otras ramas del transporte, aumentando la calidad de la formación y reduciendo de forma significativa los costes que ésta implica para las empresas.

Deja tu comentario

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

¿Quieres estar informado de nuestras novedades?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto