guppy, liderando el carsharing en Asturias

Los vehículos Renault Zoe de guppy son 100% eléctricos y tienen una autonomía real superior a 200 kilómetros para moverse libremente por toda Asturias

Las preferencias de la sociedad so­bre movilidad están cambiando. Ya no se ve como algo necesario tener un co­che en propiedad, en buena medida por los problemas medioambientales que ha ocasionado el uso generalizado del coche particular como medio de transporte.

La Agencia Europea de Medioam­biente (AEMA) detalló en 2018 que los vehículos por carretera son una de las principales fuentes de contaminación atmosférica en Europa, y también en España, donde el transporte público no es considerado lo suficiente cómodo y fiable como para abandonar el uso de los coches.

Esa preocupación por el medioam­biente ha llevado a un gran número de empresas a intentar mejorar el sector del transporte, uno de los más conta­minantes. Es este escenario donde ha surgido un nuevo concepto: movilidad eléctrica.

Alianzas entre empresas como la de guppy y EDP han convertido a Asturias en una comunidad de referencia cuan­do se habla precisamente de movilidad eléctrica. En la actualidad, la empresa de energía eléctrica ha instalado más de 60 puntos de recarga que dan servicio a la amplia flota de vehículos guppy.

Cero emisiones de C02

Los vehículos guppy son 100% eléc­tricos y tienen una autonomía real su­perior a los 200 kilómetros. Coches completamente eléctricos de cinco pla­zas que juegan un papel muy impor­tante a la hora de moverse por la región.

El Grupo Junquera es la empresa que se encuentra detrás del primer servi­cio de carsharing en Asturias, que lleva en funcionamiento desde el pasado 1 de agosto. Durante este escaso periodo de tiempo, se han producido más de 7.200 descargas de su app, disponible tanto para Android como para iOS. Este dato es una señal de que la movilidad eléctrica forma parte del presente de esta región.

Los asturianos buscan nuevas ma­neras de desplazarse mucho más có­modas, ecológicas y económicas y han encontrado en este modelo de coche compartido un gran aliado, ya que lo pueden utilizar cuando y como quie­ran, pagando únicamente por los kiló­metros recorridos.

Según la AEC (Asociación Españo­la de Carsharing), la utilización que se hace del vehículo particular es muy baja, ya que el 96% del tiempo perma­nece parado y cuando está en funcio­namiento, lo hace con una ocupación de una o dos personas como máximo de media. Pero tal y como reconoce Pau Noy, presidente de la AEC, “los coches están hechos para circular y no para estar parados”.

Gracias a guppy, los asturianos pueden disfrutar de todos los bene­ficios de tener un coche, pero sin sus inconvenientes: mantenimiento, se­guro… Y para su estacionamiento, la empresa asturiana ha habilitado una serie de puntos guppy por toda la región.

Suman ya más de 60 plazas de apar­camiento, exclusivas para los usuarios de guppy, que se encuentran en sitios estratégicos como el aeropuerto, el Campus del Cristo en Oviedo, Fomento y Los Fresnos en Gijón e Intu Asturias.

Deja tu comentario

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

¿Quieres estar informado de nuestras novedades?

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto