¿Cuáles son los retos de la logística Industrial?

Lidia Arango Fernández - ThyssenKrupp Norte

La Logística ha estado tradicionalmente asociada a los conceptos de almacenaje y transporte, pero en la actualidad es algo más que guardar o mover material. Ha dejado de ser un departamento soporte de la Cadena de Valor para tener entidad propia.
El proceso Logístico lleva asociado infinidad de información por la que nuestros clientes, y nosotros mismos, estamos dispuestos a pagar. Esta información nos permitirá conocer nuestros inventarios al minuto y sin errores para dar una respuesta rápida y fiable a nuestros clientes; monitorizar el estado de los pedidos de compra para saber el instante exacto en el que llegarán a nuestras instalaciones; compartir previsiones de ventas con nuestros proveedores que haga más eficiente el proceso de acopio de mercancías, etc…
Dentro de este nuevo mar de información, el reto para las empresas industriales pasa por identificar aquella que sea relevante para nuestra compañía, que nos ayude a tomar mejores decisiones, además de por la que nuestros clientes estén dispuestos a pagar.

José Luis García López - Seresco

La irrupción de la Industria 4.0 hace necesaria la evolución de un elemento clave como es la cadena de suministro.
La logística se enfrenta a cuestiones importantes como la reducción de los tiempos de entrega, los cambios en los canales de distribución, el anticiparse a las necesidades de los clientes o la trazabilidad.
Big data, sensórica, conectividad, robótica colaborativa, vehículos autónomos, son algunas de las tecnologías que contribuyen a mejorar la cadena de suministro y en definitiva a mejorar el servicio al cliente con garantía de calidad.
Elementos como el conocimiento entre cliente-proveedor, el trabajo en común y las innovaciones que se incorporan a los productos contribuyen a lograr una mayor eficiencia y competitividad.
Es indispensable que las empresas logren un grado de madurez elevado, que facilite la colaboración y su integración a lo largo de toda la cadena de suministro.

 

Miguel Martínez Yáñez - Siroko

Con el auge de las nuevas tecnologías y la globalización, la logística ha pasado a jugar un rol fundamental en la gestión de recursos de las empresas de manufactura. Se ha convertido en una disciplina que tiene que adaptarse a los constantes cambios que demanda el mercado, siendo éste su mayor reto. 

La exigencia del mercado es cada vez mayor en términos de plazos de entrega y reducción de costes. Para hacer frente a esta exigencia, será necesaria la inversión en tecnología, que permita una mayor integración y automatización de procesos, facilitando información en tiempo real tanto a la empresa como a sus clientes. Las empresas que logren ofrecer una trazabilidad total en la gestión de sus envíos a unos costes competitivos, habrán dado un gran primer paso de supervivencia en este mundo tan competitivo.

 

Ricardo Mayo Rubio - Cogitrans

El cambio de paradigma de consumo hacia compras online supone que el sector se tiene que adaptar. Se han de incrementar los recursos para la distribución de la “última milla”, lo conllevará más personas en este área, aparición de modelos disruptivos de entrega (véase Glovo, Just Eat…), mejora de las tecnologías de trazabilidad. Además se van a necesitar mejoras en las infraestructuras y zonas de carga y descarga.

Cuidar el medio ambiente es otro reto que se expresa en reducir, reciclar y reutilizar. Así las empresas de logística han lograr reemplazar plásticos por materiales más reciclables y reducir las cantidades empleadas. Se hace necesario usar energías alternativas y sobretodo los combustibles no fósiles.

Es importante señalar que Asturias necesita completar la variante de Pajares y abrir nuevas conexiones marítimas para reemplazar la reducción de actividad que supondrá la descarbonización y la pérdida de otros tráficos de graneles.

José A. del Río González - Grupo Temper

En un mundo tan dinámico y cambiante como el actual, la adaptación a unos clientes cada vez más exigentes hace que cada día se nos presenten nuevos retos para poder cubrir sus necesidades, retos como la aportación de valor, la adaptabilidad, creación de sinergias, inversión en tecnología, obtención de beneficios, análisis del “big data”, etc.
Ser el mejor o el más barato te pueden reportar beneficios puntuales, pero buenos y baratos hay muchos...y lamentablemente el terreno de juego no es lo suficientemente grande para todos los jugadores implicados. Hacer siempre lo mismo y buscar resultados diferentes es de necios.
Por eso yo me centraría en dos retos principalmente, los dos pilares básicos para el éxito que son aplicables a cualquier negocio y que desgraciadamente a mucha gente se le pasan por alto, la Diferenciación y los Recursos Humanos.
Como normal general todas las empresas intentan dar, dentro de sus posibilidades, un buen servicio y trato al cliente. Lo que nos diferencie de esa generalidad es lo que marcará nuestra evolución, para bien o para mal. Podemos tener los mayores adelantos tecnológicos del mercado, sofisticados sistemas de gestión, y la más absoluta digitalización... pero si los Recursos Humanos fallan...el sistema falla.
Saber valorar al personal, potenciarlo, mimarlo, hacerle disfrutar de su trabajo...ese es el gran reto de la logística del Siglo XXI y por ende de todo el mercado.

Ovidio de la Roza Braga - ASETRA-CETM

La logística es un sector al alza en todo el mundo y asistimos a la aparición de nuevas formas de transporte de mercancías en Europa, cada vez más influenciado por los conceptos de digitalización y sostenibilidad.

En la gran distribución se espera un fuerte crecimiento del transporte por carretera, animado por la puesta en marcha de grandes corredores transnacionales y también del aéreo; sin olvidar el desarrollo portuario y de las áreas logísticas. Hablamos, en suma de la intermodalidad, concepto que llevamos más de 10 años tratando de dar a conocer en Asturias y reforzar ante empresas y administraciones.

En el capítulo del Retail, los cambios son asimismo vertiginosos. En el nuevo entorno productivo, condicionado por el auge del comercio electrónico estamos a punto de sustituir el “just in time por el justforyou”. La nueva logística pasa por superar las restricciones de circulación, peatonalización y horarios, en materia de distribución urbana (DUM), con puntos de almacenaje previo, cerca de las propias ciudades para asegurar las entregas en tiempo y condiciones de calidad medioambiental exigidas, y que tienen al vehículo eléctrico o con bio combustibles como gran protagonista, en ese trayecto final de distribución que se conoce como “última milla”.

Deja tu comentario

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acepto