PSA Group y FCA acuerdan fusionarse

Peugeot

La nueva entidad tendrá el liderazgo, los recursos y el tamaño para estar a la vanguardia de la nueva era de la movilidad sostenible.

Conecta Industria | 19/12/2019 - 09:55h.

La fusión de Fiat Chrysler (FCA) y el Grupo PSA dará lugar al cuarto grupo automovilístico mundial, con ventas anuales de 8,7 millones de vehículos de marcas como Fiat, Peugeot, Opel, Alfa Romeo, Chrysler, Citroën, Dodge, DS, Jeep, Lancia, Maserati y Vauxhall. La operación será al 50% y, según ambas compañías, no implicará el cierre de ninguna planta. Con este movimiento, el grupo resultante dispondrá de los recursos y el tamaño suficientes para abordar la transformación tecnológica y convertirse en punta de lanza de la movilidad sostenible. La unión es la respuesta de Fiat Chrysler y Grupo PSA ante el reto de seguir siendo relevantes en un sector cambiante, en el que deben adaptarse a los vehículos eléctricos y autónomos y a la creciente digitalización.

-Capacidades de inversión reforzadas para la nueva entidad para enfrentar los desafíos de una nueva era de movilidad sostenible

-La nueva entidad se convertirá en el cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo en volumen y el tercero en facturación, con ventas anuales de 8,7 millones de vehículos y una facturación consolidada de casi 170 mil millones de euros.

-Actividades diversificadas, con márgenes entre los mejores de la industria en los mercados clave de Europa, América del Norte y América Latina, y la oportunidad de redefinir la estrategia en otras regiones.

-La fusión generará sinergias para todo el año estimadas en alrededor de 3.700 millones de euros, sin cierres de plantas vinculados a esta transacción. Estas sinergias deberían tener un impacto neto positivo en efectivo desde el primer año.

-Un balance sólido y un alto nivel de liquidez proporcionan flexibilidad financiera que hace posible considerar una calificación crediticia de grado de inversión.

-El tamaño de esta nueva entidad permitirá fortalecer la eficiencia para desarrollar soluciones innovadoras de movilidad y tecnologías de vanguardia en los campos de motores electrificados, automóviles autónomos y conectividad.

-Una amplia cartera de marcas emblemáticas y reconocidas, productos de referencia, que cubren segmentos clave y satisfacen plenamente las expectativas de los clientes.

-Excelentes relaciones de trabajo entre dos equipos de gestión que han podido reconstruir económicamente sus negocios, crear valor y reunir a los fabricantes.

-Gobierno fuerte para fortalecer el desempeño de la nueva entidad, con John Elkann como Presidente de la Junta, Carlos Tavares como CEO y una mayoría de directores independientes.

-Fuerte apoyo de los accionistas estratégicos (EXOR NV, Peugeot Family, Bpifrance) que formarán parte de la Junta

Fiat Chrysler Automobiles NV (en adelante "FCA") (NYSE: FCAU / MTA: FCA) y Peugeot SA (en adelante "Groupe PSA") han firmado un Acuerdo de fusión vinculante, con vistas a la fusión 50/50 de sus actividades, para formar el cuarto mayor fabricante de automóviles en volumen y el tercero en facturación. Esta nueva entidad será un jugador clave en la industria, con la gestión, los conocimientos, los recursos y el tamaño que le permitirán aprovechar todas las oportunidades de la nueva era de la movilidad sostenible.

Gracias a su solidez financiera y las habilidades de sus equipos, la nueva entidad estará particularmente bien posicionada para ofrecer soluciones innovadoras, limpias y sostenibles, a fin de garantizar la movilidad en todo el mundo, tanto en un entorno urbano en rápida expansión como en zonas rurales Las ganancias de eficiencia vinculadas a mayores volúmenes y la unión de las fortalezas y habilidades clave de los dos grupos permitirán a la futura entidad ofrecer los mejores productos, tecnologías y servicios a todos sus clientes, pero también hacer frente a una mayor agilidad. Las transiciones en curso en un sector automotriz particularmente exigente.

La nueva entidad registrará ventas anuales de 8,7 millones de vehículos, una facturación consolidada de casi 170 mil millones de euros, un ingreso operativo actual de más de 11 mil millones de euros, y un margen operativo del 6.6%, basado en resultados agregados para 2018. Este sólido balance consolidado brinda flexibilidad financiera y un margen de maniobra considerable a la nueva entidad, tanto para ejecutar planes estratégicos como para invertir en nuevas tecnologías a largo plazo.

La nueva entidad tendrá una presencia global equilibrada y rentable, con una cartera de marcas que son emblemáticas y muy complementarias, cubriendo todos los segmentos clave de vehículos de pasajeros de lujo, premium y de gama media, incluidos los SUV, camionetas y vehículos comerciales ligeros. Este establecimiento se beneficiará de la fortaleza de FCA en América del Norte y América Latina, así como de la sólida posición de Groupe PSA en Europa. El equilibrio geográfico del nuevo grupo se fortalecerá significativamente: el 46% de su facturación se logrará en Europa, el 43% en América del Norte, en función de las cifras agregadas para 2018. La fusión será una oportunidad para redefinir la estrategia en otras areas

Las ganancias de eficiencia resultantes de la optimización de las inversiones en plataformas, familias de motores, nuevas tecnologías y economías de escala permitirán a la nueva entidad mejorar su rendimiento de compra y crear valor para su partes interesadas Más de dos tercios de los volúmenes se concentrarán en dos plataformas, con alrededor de 3 millones de vehículos por año para cada una de las plataformas pequeñas y compactas / medianas .

Estos ahorros vinculados a tecnologías, productos y plataformas deberían representar alrededor del 40% de las sinergias de 3.700 millones de euros en un año completo, mientras que las compras, esencialmente como resultado de un efecto de escala y una alineación con el mejor precio - también contribuirá 40%. El 20% restante provendrá de otras áreas: marketing, TI, gastos generales y logística. Estas estimaciones de sinergia no se basan en ningún cierre de planta relacionado con la transacción. Deben generar un flujo de caja neto positivo desde el primer año y realizarse en un 80% al final del cuarto año. El costo excepcional de lograr estas sinergias se estima en 2.800 millones de euros.

Estas sinergias permitirán que la nueva entidad invierta de manera masiva en las tecnologías y servicios que darán forma a la movilidad del futuro, al tiempo que cumple con el desafío de las regulaciones sobre emisiones de CO 2 . Basado en su fuerte presencia global en I + D, la nueva entidad tendrá palancas robustas para estimular la innovación y desarrollar aún más sus capacidades en los campos de electrificación, movilidad sostenible, automóviles autónomos y conectividad.

La nueva entidad tendrá un gobierno eficiente, estructurado para promover el desempeño. El Consejo de Administración estará compuesto por 11 miembros, la mayoría independientes. Cinco serán nombrados por FCA y su accionista de referencia (incluido John Elkann como Presidente) y cinco por Groupe PSA y sus accionistas de referencia (incluido el Director Principal y el Vicepresidente). Cuando se realice la transacción, la Junta incluirá dos representantes de los empleados de FCA y Groupe PSA. Carlos Tavares se desempeñará como Director Ejecutivo por un período inicial de cinco años y también formará parte de la Junta.

Carlos Tavares, Mike Manley y sus respectivos equipos de gestión tienen una trayectoria sin precedentes en la reconstrucción de empresas y la fusión de constructores de diferentes culturas. Esta experiencia permitirá una ejecución más rápida de la fusión, reforzada por el sólido desempeño de estos dos grupos en los últimos años, así como sus balances ya robustos. La nueva entidad podrá operar de manera rápida y eficiente en una industria automotriz que cambia rápidamente.

La empresa matriz holandesa de la nueva entidad cotizará en los mercados financieros de Euronext (París), Borsa Italiana (Milán) y la Bolsa de Nueva York y se beneficiará de su fuerte presencia en Francia, Italia y Estados Unidos.

Carlos Tavares, Presidente de la Junta Directiva del Grupo PSA, dijo: " Nuestra fusión es una gran oportunidad para tomar una posición más fuerte en la industria automotriz, ya que buscamos dominar la transición hacia una movilidad limpia, segura y sostenible y para para ofrecer a nuestros clientes el más alto nivel de productos, tecnologías y servicios. Tengo plena confianza en el inmenso talento y el espíritu de colaboración de los equipos que lograrán ofrecer el mejor rendimiento con vigor y entusiasmo. "

Mike Manley, CEO de FCA, agrega: " Es la unión de dos compañías con marcas emblemáticas y empleados muy comprometidos. Ambas compañías han pasado por tiempos difíciles y se han convertido en grupos grandes, ágiles e inteligentes. Nuestros empleados comparten un punto en común: ven los desafíos como oportunidades para aprovechar y encontrar soluciones para mejorar constantemente. "

Se propone que los estatutos de la nueva entidad indiquen que ningún accionista puede ejercer más del 30% de los derechos de voto expresados ​​en las Juntas Generales. También se espera que los derechos de doble voto existentes no se transfieran, pero que los nuevos derechos de doble voto se adquirirán después de un período de tenencia de tres años después de la finalización de la fusión.

Se aplicará un compromiso de parada con respecto a las participaciones de EXOR NV, Bpifrance, Dongfeng Group (DFG) y la Familia Peugeot (EPF / FFP) por un período de siete años a partir de la finalización de la fusión. Como excepción, EPF / FFP estará autorizado a aumentar su participación en la entidad combinada en un 2.5% (o 5% a nivel del Grupo PSA), mediante la adquisición de acciones de Bpifrance y / o DFG y / o en el mercado. Las participaciones de EXOR, Bpifrance y EPF / FFP estarán sujetas a un período de transferencia de tres años, con la excepción de Bpifrance, que estará autorizado a reducir su participación en un 5% en Groupe PSA o en un 2.5% en la nueva entidad. Antes de la finalización de la fusión, DFG acordó vender y el Grupo PSA acordó adquirir 30.7 millones de acciones antes de la finalización de la fusión. Las acciones compradas por PSA serán canceladas. DFG estará sujeto a una cláusula de indisponibilidad hasta la finalización de la transacción, por su participación restante en Groupe PSA, es decir, una participación del 4,5% en la nueva entidad.

EXOR, Bpifrance, EPF / FFP y DFG se comprometieron a votar a favor de la operación durante las Reuniones Generales del Grupo FCA y PSA.

Antes de que se realice la transacción, FCA distribuirá a sus accionistas un dividendo excepcional de 5.500 millones de euros, mientras que Groupe PSA distribuirá a sus accionistas su 46% de las acciones de Faurecia. Además, FCA continuará trabajando en la separación de su participación en Comau para que se venda rápidamente después de la finalización de la fusión, en beneficio de los accionistas de la nueva entidad. Esto permitirá a los accionistas de la nueva entidad compartir en partes iguales las sinergias y ventajas que resultarán de la fusión, al tiempo que reconoce el valor significativo de los activos de Groupe PSA y FCA, así como sus fortalezas en términos de participación de mercado y potencial de sus marcas. Cada grupo planea distribuir un dividendo ordinario de € 1.1 mil millones en 2020 para el año fiscal 2019, sujeto a la aprobación de la Junta y los accionistas de cada empresa. Una vez completada la transacción, los accionistas de Groupe PSA recibirán 1.742 acciones de la nueva entidad por cada acción del Grupo PSA, mientras que los accionistas de FCA recibirán 1 acción de la nueva entidad por cada acción de FCA.

Se espera que la finalización de la fusión demore entre 12 y 15 meses. Está sujeto a las condiciones habituales de desempeño, en particular al voto de los accionistas de los dos grupos en sus respectivas juntas generales extraordinarias y al cumplimiento de los requisitos reglamentarios (leyes antimonopolio y otras leyes).

Fuente: Group PSA

Deja tu comentario
publicidad
publicidad