Banco Cooperativo Español

Entrevista a Francisco José Varela de Banco Cooperativo Español

Francisco José Varela
Francisco José Varela

Caja Rural de Asturias entrevista a Entrevista a Francisco José Varela de Banco Cooperativo Español, sobre operativa en divisas.

Caja Rural de Asturias | 22/01/2020 - 13:22h.

En la operativa en divisas de las empresas, ¿cuáles deberían de ser las prioridades?

En mi opinión, la necesidad primordial es la salvaguarda de los márgenes de las operaciones comerciales. Ya es bastante complicado para las empresas el mantener o incrementar sus cifras de negocio como para arriesgarse a que una evolución desfavorable del mercado de divisa pueda poner las cosas más difíciles aún. Un movimiento inoportuno de los tipos de cambio puede incrementar el coste de una importación o reducir el ingreso previsto de una exportación, condicionando así la rentabilidad e impactando negativamente sobre la cuenta de resultados. Es un riesgo potencialmente dañino sobre el cual se pueden tomar medidas de protección.

Si tuviésemos riesgo de cambio en nuestras operaciones, ¿cuál sería una estrategia sencilla para mitigarlo?

Existen mecanismos de protección contra el riesgo de cambio. Las entidades bancarias ofrecen soluciones de cobertura para que, desde el momento en el que aparece en el horizonte un pago o un cobro futuro en divisa, la empresa tenga la seguridad de que el importe que se espera pagar o ingresar, no va a sufrir una variación perjudicial para los intereses de la compañía. Lo más fácil sería realizar una Compraventa de Divisa a Plazo, el más sencillo de los llamados Derivados Financieros. Mediante esta operativa, se puede fijar hoy el precio de una divisa que se va a hacer efectiva en el futuro, de manera que, desde el momento de la contratación, se establece el tipo de cambio a aplicar, y quedan perfectamente determinados y protegidos los márgenes comerciales de la transacción. La empresa dejará de estar expuesta al riesgo derivado de los movimientos del mercado, que, recordemos, es el más volátil del mundo.

En general, ¿qué opinas de la gestión de la operativa en divisas en las empresas españolas? ¿Hay aspectos mejorables?

Mi percepción es que, en los últimos años, se ha vuelto a una gestión más ordenada de la política de cobertura del riesgo de cambio. Hace unos cuantos años, proliferaron en el mercado bancario ciertas estructuras sobre divisa, de naturaleza compleja, muy agresivas en precio a costa de dejar al descubierto determinados escenarios de riesgo o que, directamente, contemplaban que el cliente contratase divisa en escenarios desfavorables para él, a veces, en condiciones de apalancamiento. Con el objetivo de mejorar el tipo de cambio, algunas empresas asumieron posiciones de riesgo que trajeron más de un disgusto a medio plazo. Desde principios de 2019, se ha reconducido bastante esta situación, volviéndose a un contexto más conservador, centrado en coberturas más simples, quizás algo menos competitivas en precio, pero más seguras en cuanto a protección frente a la volatilidad a la que el mercado nos tiene acostumbrados. Personalmente, me parece una opción acertada. Obviamente, hay empresas con perfiles muy variados y distintos tipos de derivados que pueden encajan en esos perfiles. Mi consejo para las empresas sería que contraten aquellos productos que conocen y entienden plenamente. Como dijo Arthur Levitt, Presidente de la SEC norteamericana, los derivados no son inherentemente buenos o malos. Son parecidos a la electricidad, tienen gran utilidad pero pueden ser peligrosos si se manejan sin el debido cuidado.

El Grupo Caja Rural  ¿Qué soluciones aporta a los clientes que operan en divisas?

Nuestra principal preocupación es que cada empresa tenga a su alcance la solución que realmente necesita. El catálogo de productos de Caja Rural abarca coberturas muy variadas, desde las más sencillas (como el Fx-Forward o el Forward Abierto) a estructuras más complicadas, que incorporan opciones sobre el tipo de cambio, como el Forward Plus. Cada uno de estos derivados está pensado para diferentes situaciones. Antes de decidirse por uno de ellos, la empresa debe tener claras sus necesidades, asegurarse de que el producto es el indicado para cubrir sus riesgos, que encaja en su perfil inversor y que cuenta con la información suficiente para tomar una decisión fundada. Mi recomendación es que, en caso de duda, antes de dar el paso, contacten con nuestros especialistas y se asesoren sobre cuál es la mejor opción para su caso específico.

Fuente: Caja Rural

Deja tu comentario
publicidad
publicidad