ArcelorMittal Europe se pone en marcha para llegar a las cero emisiones en 2050 mediante tecnologías pioneras que representan la vanguardia de la hoja de ruta de la Compañía para la fabricación de acero neutra en carbono

arcelormittal
Planta de ArcelorMittal en Kryvyi Rih | © ArcelorMittal

ArcelorMittal Europe presenta tecnologías innovadoras que harán que la Compañía reduzca sus emisiones de CO2 en un 30 % en 2030 y llegue a un balance cero en emisiones de carbono en 2050.

ArcelorMittal | 30/06/2020 - 09:50h.

ArcelorMittal Europe acaba de anunciar cómo tiene previsto alcanzar un balance cero en emisiones de carbono en 2050 en su primer Informe de Acción por el Clima. Basándose en el trabajo de la Compañía, que ya ha demostrado que es posible hacer que el proceso de producción del acero sea neutro en carbono, el Informe ofrece información detallada acerca de las innovadoras actuaciones que se están llevando a cabo para reducir las emisiones en un 30 % en 2030, antes de llegar al cero neto en 2050.

La Compañía está abriendo dos vías pioneras neutrales en carbono para la producción de acero: Smart Carbon y una ruta innovadora basada en DRI.

Smart Carbon es una vía neutra en carbono para la fabricación de acero que aprovecha todas las energías limpias (carbono circular, electricidad limpia y captura y almacenamiento de carbono (CCS)) en el entorno de reducción controlada a alta temperatura de fabricación de arrabio. En su primera fase, Smart Carbon utilizará fundamentalmente el carbono circular.

Llegar a una producción de acero neutra en carbono por medio del DRI implica pasar de utilizar gas natural, fundamentalmente, al hidrógeno como reductor clave en la producción de hierro. Dado que este hidrógeno se vuelve «ecológico», el proceso de producción del acero alcanza prácticamente el balance cero en emisiones de carbono.

Si bien tanto la vía de Smart Carbon como la basada en DRI tienen potencial para fabricar acero neutro en carbono en 2050, la principal diferencia entre ambas es que los resultados de Smart Carbon pueden llegar antes, gracias al uso de otras tecnologías que permiten avances graduales. Además, Smart Carbon no solo permitirá producir acero neutro en carbono, sino también cemento neutro en carbono, así como componentes para producir materiales de carbono reciclados que sustituyan a los plásticos con base de polietileno. Asimismo, Smart Carbon puede contribuir a la eliminación de CO2 gracias al aumento del uso de carbono circular, la utilización de biomasa y residuos sostenibles, todo ello combinado con el aumento de la CCS.

Al invertir en ambas vías y reconociendo la necesidad de actuar ahora para luchar contra el cambio climático, ArcelorMittal Europe puede reducir considerablemente las emisiones de alcance 1 de CO2* (que incluyen todas las emisiones de proceso) en 2030 con respecto al valor base para 2018, mientras espera a que se desarrolle una energía renovable a gran escala y asequible, necesaria para la producción de acero basada en hidrógeno.

Así pues, el objetivo de ArcelorMittal Europe para 2030 combina tecnologías Smart Carbon con un aumento del uso de chatarra, concretamente desarrollando nuevas formas de incrementar el aprovechamiento de chatarra de baja calidad, difícil de reciclar, en el proceso primario de producción de acero.

A largo plazo, ambas vías tienen potencial para sacar provecho de las tres energías para lograr la neutralidad en carbono, a saber:

  • Electricidad limpia (generada por fuentes de energía como la solar y la eólica),
  • Carbono circular (utilización de residuos biológicos, como los procedentes de la agricultura y la silvicultura sostenibles, para producir bioenergía)
  • Captura y almacenamiento de carbono (capturar el CO2 antes de su emisión, transportarlo y almacenarlo de forma segura bajo tierra).

A propósito del informe, Aditya Mittal, presidente y director financiero de ArcelorMittal y director ejecutivo de ArcelorMittal Europe, declaró:

"El cambio climático es uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos todos. Es lógico que actualmente gran parte de la atención se centre en cómo vadear la situación que nos ha planteado el brote de Covid-19, totalmente imprevista y sin precedentes. No obstante, el cambio climático sigue constituyendo un enorme problema a largo plazo que exigirá atención preferente y avances en las próximas décadas. Al igual que ocurre con el Covid-19, es una situación que no puede resolver por su cuenta un país o una compañía. Las emisiones de carbono tampoco entienden de fronteras, por lo que es necesario un esfuerzo mundial, en el que todas las naciones y compañías deberán cumplir con su parte.

ArcelorMittal Europe está trabajando sin descanso para desarrollar una vía que lleve a un balance cero en emisiones. Las tecnologías en las que estamos trabajando tienen potencial para causar un gran impacto. De hecho, el acero puede y debe adoptar un papel de liderazgo para alcanzar la visión para Europa esbozada en el Pacto Verde. Nuestra división de I+D es una de las mejores de la industria y se le da bien resolver problemas complejos. Pero para ello necesitamos el trabajo de todos. Es esencial el respaldo que la UE y los Estados miembros pueden ofrecer para conseguir una política bien diseñada para hacer realidad una producción de acero a gran escala, competitiva y neutra en carbono». ArcelorMittal Europe tiene proyectos experimentales en curso a escala industrial para cada elemento de la hoja de ruta neutra en carbono. La compañía está construyendo plantas piloto a escala industrial en sus centros de operaciones de Bélgica (Carbalyst® y Torero) y Francia (3D e IGAR en Dunquerque). En Hamburgo (Alemania), se encuentra en la fase de diseño y financiación de un proyecto a escala industrial para utilizar hidrógeno en lugar de gas natural en la reducción directa de mineral de hierro (DRI). Estas plantas piloto permitirán ampliar tecnologías que se utilizarán en las vías Smart Carbon y la basada en DRI. Los avances logrados han sido posibles también gracias al apoyo económico de los Estados miembros de la UE y a la financiación de la Unión Europea. Actualmente ArcelorMittal Europe está solicitando fondos para otros seis proyectos.

Si bien parte de las tecnologías incluidas en la hoja de ruta de ArcelorMittal Europe estarán listas para su uso a escala comercial en 2025 y en 2030 pueden estar maduras y parcialmente aplicadas muchas de las tecnologías Smart Carbon en nuestras plantas europeas, el Informe también pone de manifiesto que es necesario contar con el marco normativo adecuado que permita que la producción europea de acero contribuya a los objetivos climáticos de la UE, en especial teniendo en cuenta el coste que conlleva. En total, se estima que la inversión que deberá realizar ArcelorMittal Europe para poner en marcha totalmente Smart Carbon será de entre 15 y 25.000 millones de euros, mientras que la vía basada en DRI requerirá inversiones por valor de 30 – 40.000 millones de euros. Además, para la infraestructura de energía limpia asociada se necesitaría otra cantidad de entre 15.000 y 200.000 millones de euros (véase el informe para más información)".

Geert Van Poelvoorde, director general de ArcelorMittal Europe – Productos Planos, explica:

"Estoy orgulloso del trabajo que nos ha traído hasta aquí en nuestro esfuerzo por crear la mayor empresa siderúrgica de Europa y la primera neutra en carbono. Estos progresos no habrían sido posible sin los muchos socios que tenemos en Smart Carbon y en el innovador proyecto de DRI. Actualmente, el principal obstáculo que se presenta en la transición hacia la producción de acero neutra en carbono, aparte de que las tecnologías necesarias alcancen la madurez comercial, es que no se dan las condiciones adecuadas del mercado. Los costes financieros derivados de una producción de acero con un balance cero en emisiones de carbono son ingentes, no hay duda. Sin embargo, si se da un cambio en las condiciones del mercado provocado por la aplicación de las normativas adecuadas, las siderúrgicas europeas podrán desbloquear los medios para reducir las emisiones del acero en todo el mundo, garantizando a la vez que el sector del acero en Europa siga siendo competitivo".

Entre las condiciones que necesita el mercado a medio plazo se incluyen:

  • Dar lugar a un entorno en el que el acero neutro en carbono sea más competitivo que el acero no neutro en carbono.
  • Un escenario de competencia que contemple la naturaleza mundial del mercado del acero, que tenga en cuenta la dinámica nacional, de importación y exportación de acero, así como la distinción entre las fuentes primarias y secundarias para fabricar acero.
  • Acceso a financiación sostenible, para innovar y realizar inversiones a largo plazo.
  • Acceso a energía limpia, abundante y asequible: la envergadura de las necesidades energéticas del sector del acero son tales que será imprescindible un esfuerzo combinado intersectorial y gubernamental para desarrollar la infraestructura de energía limpia necesaria.
  • Instrumentos públicos que aceleren la aplicación de tecnologías innovadoras para realizar la transición hacia la producción de acero neutra en carbono.

Por otra parte, el informe insiste en la postura de la Compañía, según la cual se debe realizar un ajuste de las fronteras de carbono en la Unión Europea, lo que garantizará que el acero producido en la UE y las toneladas importadas en competencia directa tendrían un coste de carbono equivalente; ello daría lugar a unas condiciones justas de mercado y, sobre todo, impulsaría la inversión para fabricar acero con menos emisiones.

Más información
Deja tu comentario
publicidad
publicidad