CAPGEMINI

“Las personas son las que hacen Capgemini, las que marcan nuestro ADN”

Juan Luis Mendoza
Juan Luis Mendoza, Director Capgemini Asturias | MS

Entrevista a Juan Luis Lara Mendoza, Director del Centro de Capgemini en Asturias

Conecta Industria | 12/02/2020 - 08:00h.

La multinacional francesa Capgemini sigue creciendo, cuenta con aproximadamente 1000 empleados en Valnalón y con intención de seguir en la región durante muchos años, ya que como nos dice su director, "Asturias y Capgemini son un tándem perfecto".

  • ¿Qué le aporta Asturias a Capgemini?

Aportamos estabilidad, diversidad, riqueza. Llegamos aquí hace casi 15 años y ya somos casi 1.000 personas, con una edad media de 33 años. Nuestro crecimiento ha sido continuado, al compás de la demanda del mercado y, estar aquí —fuimos una de las primeras en instalarnos—, tiene un efecto llamada para que vengan más empresas, y se renueve el tejido empresarial y el modelo. A nosotros, Asturias nos da acceso al talento y las especialidades que necesitamos. Sin duda, Asturias y Capgemini son un tándem perfecto.

  • ¿Qué ventajas presenta para la empresa estar orientada a un mercado global, "tener el mundo como mercado"?

La principal ventaja es el conocimiento. Un conocimiento compartido que da la propia experiencia, en nuestro caso más de 50 años en nuestro caso trabajando con todos los sectores de actividad. Este conocimiento también llega del análisis continuo, pues desde nuestro Instituto de Investigación elaboramos de forma constante estudios sobre tendencias que nos ayudan a anticiparnos y a compartir con nuestros clientes lo que hay que preparar para el futuro. Y un conocimiento que llega también a través de la colaboración, mediante nuestra red internacional de Centros de Innovación Aplicada y nuestra forma de trabajar abierta.

  • ¿Cuál cree que es la mejor manera de crear valor en la cadena de suministro? ¿cómo se puede potenciar la adaptabilidad en ella?

La cadena está conformada por multiplicidad de actores que deben operar de forma sincronizada y precisa para responder a la rapidez que hoy exige el mercado. Esto hace que su mayor valor sea su capacidad real de «funcionar como un todo», esto es, de optimizar la interacción entre todas las partes y ganar verdadera eficiencia en procesos. El IoT, la blockchain y la automatización inteligente ofrecen muchas oportunidades para mejorar la ingente tramitación documental de la logística; gestionar los stocks y el reparto de última milla; controlar la trazabilidad y rapidez de respuesta ante incidencias; automatizar las relaciones contractuales... Según nuestros estudios, más del 85% de las grandes empresas tienen ya pilotos y pruebas experimentales en muchas áreas, el reto de la digitalización de la cadena de suministro es llevarla a escala.

  • ¿Qué departamento es el más beneficiado por la tecnología 5G y la inteligencia artificial?

Es difícil circunscribir su impacto a áreas concretas, porque realmente son tecnologías que afectarán de forma transversal a la operativa de negocio. Además, son claramente complementarias, pues el 5G puede ser acelerador de la implantación de la inteligencia artificial y el IoT. Esto es porque el 5G trae a la industria la posibilidad de contar con una mínima latencia, gran ancho de banda y una conexión con gran densidad de dispositivos, lo que es ideal para sus instalaciones y para la inteligencia de negocio, facilitando una visión 360 grados de todo lo que sucede en tiempo real, con el componente predictivo que facilita la IA.

  • Cada vez es más necesario crear valor para el cliente, ¿qué importancia tiene en esto cuidar la gestión del servicio post-venta?

Es absolutamente necesario. Pero diría más: hay que renovar este concepto. Los consumidores están cada vez más informados, son más exigentes y están dispuestos a penalizar de forma rápida a la empresa cuando algo no cubre sus expectativas, por ejemplo, reduciendo el número de compras o yendo sin más a la competencia. Por tanto, hay que pensar en clave experiencia de cliente, para ser capaz de atenderle con eficiencia por cualquier canal —teléfono, red social, asistente de voz... — en cualquier momento e incluso anticiparse a sus potenciales necesidades. Al fin y al cabo, la conectividad es una constante y se busca gratificación instantánea.

  • ¿Qué importancia tiene la personalización de los servicios para los consumidores?

Este factor es esencial para ganar y reforzar la fidelidad a una marca. De hecho, gracias a las tecnologías emergentes de analítica de datos y de inteligencia artificial se está pasando al estadio de la hiperpersonalización. Se conoce más al cliente, incluso en variables de personalidad y valores, y, por tanto, las empresas pueden afinar más en qué le sugieren y dan. No obstante, esto requiere estar atentos al equilibrio con la privacidad, para garantizar que los datos se utilizan bajo los marcos éticos y de ciberseguridad necesarios.

  • ¿Considera la diversificación y la amplia gama de servicios factores claves de su negocio?

Así es, pero, más aún, diría que especialmente lo es la visión integral desde la que acometemos los proyectos, porque realmente ayudamos a nuestras empresas clientes a tomar decisiones que son críticas para su negocio, convirtiéndonos en verdaderos socios de transformación digital.

  • ¿Qué ventajas presenta Capgemni también para el último eslabón de la cadena de distribución, los minoristas?

Al sector retail, uno de los sectores más importantes con los que trabajamos, le damos servicios de transformación integral que pueden abarcan, desde todo lo concerniente a sus procesos operativos, como la interacción de funciones con operadores logísticos o el despliegue de almacenes inteligentes, hasta lo relacionado con la estrategia de onmicanalidad y de experiencia de cliente, como la automatización de tiendas, la relación mediante asistentes de voz o la entrega en la última milla.

Juan Luis Mendoza, Director Capgemini Asturias | MS
Juan Luis Mendoza, Director Capgemini Asturias | MS

  • ¿Cuánta importancia concedéis a la gestión del capital humano dentro de la empresa?

Las personas son las que hacen Capgemini, las que marcan nuestro ADN. Por eso destinamos muchos recursos a la gestión de nuestro talento, para propiciar a nuestros profesionales un entorno que reúna las mejores condiciones posibles y que sean consciente de que aquí pueden desarrollar toda su carrera profesional. No en vano, acabamos de recibir la certificación Top Employer 2020 en España por parte del Top Employers Institute, que es una autoridad internacional en el análisis de los entornos laborales.

  • Actualmente en el mercado laboral en su sector hay un desequilibrio de la oferta y la demanda, ¿cuál cree que es el motivo, la falta de formación o la fuga de talento?

Son dos aspectos diferentes. El impacto de la tecnología propicia cambios muy veloces en las especialidades técnicas que se demandan, hasta el punto de que hay perfiles difíciles de cubrir. Aquí es fundamental adecuar la formación a las necesidades del mercado, un aspecto donde la colaboración de la empresa con la universidad y la FP Dual son decisivos. Creo que la fuga de talento tiene que ver más con las políticas de gestión de talento de las compañías. En Capgemini esto siempre ha sido una prioridad, pero la realidad exige apuntalarla aún más, para retener el valor de nuestra gente, que es lo que construye realmente la compañía.

  • ¿Qué clase de titulaciones deberían fomentarse?

Creemos que se deben fomentar los grados dobles con Ingeniería Informática apoyada en Matemáticas para la inteligencia artificial, la ciencia y analítica de datos, ciberseguridad y entornos predictivos.

  • Se ha firmado un convenio de colaboración entre Capgemini y el COIIPA y CITIPA, ¿qué se busca con este acuerdo?

Con nuevo acuerdo, lo que hemos hecho ha sido renovar por dos años el convenio de colaboración que ya teníamos en vigor desde hace seis años, y del que estamos muy satisfechos. Sin duda, es una fructífera colaboración. El objetivo compartido es impulsar la vocación por las disciplinas informáticas entre los más jóvenes. Esto lo hacemos bajo la convicción de que las especialidades tecnológicas van a ofrecer más oportunidades laborables, hasta el punto de que a día de hoy se generan puestos de trabajo que son difíciles de cubrir. La colaboración se materializa, por ejemplo, a través de los proyectos que tienen en marcha ambos colegios profesionales, como la Semana de Impulso TIC, la Olimpiada Informática o la Hora del Código, que llegan a todas las etapas educativas y profesionales. Para los próximos años, queremos hacer especial énfasis en el colectivo de mujeres, cuya presencia en las carreras STEM es tradicionalmente mucho más baja.

  • ¿Cuál es la mejor manera de sensibilizar a las empresas respecto al cambio climático? ¿Es la presión de los consumidores lo que más afecta?

Ciertamente, la mayor concienciación de los consumidores está afectando a sus decisiones de compra y cambiando la manera en la que se relacionan con las marcas. La sociedad quiere empresas respetuosas y, para la empresa, esto transciende a una cuestión vital como es su reputación a todos los niveles: clientes, autoridades, inversores... Estar alejado de los principios sostenibles expone a la empresa a riesgos sin precedentes. Una buena práctica es que las empresas, sean del perfil que sean, incorporen de facto a sus objetivos de negocio metas relacionadas con la reducción de su huella ambiental. Afortunadamente, hay muchas maneras de acometer cambios, y en muchos casos, con poco se hace mucho. Desde Capgemini estamos muy concienciados en esto, por eso hemos incluido el componente de la sostenibilidad en los proyectos que hacemos para nuestros clientes. Más aún, les involucramos en nuestras propias acciones de RSC.

  • ¿Cómo ve el futuro de la economía circular?

Está claro que no se trata de una moda y de que tiene muchas implicaciones, porque entre todos usamos más recursos de los que el planeta puede generar de forma natural. Por eso, dentro de sus políticas medioambientales, las empresas deben integrar acciones tanto de reducción de emisiones y de ganar eficiencia, como maneras de reutilizar y reciclar. La buena noticia es que la innovación es un recurso ilimitado, por lo que hay grandes oportunidades para desarrollar este ámbito.

  • Habéis trasladado que la RSC también puede emplearse para reducir la brecha digital, ¿qué medidas concretas vais a utilizar para llevar esto a cabo?

El objetivo que nos hemos marcado como grupo es que para este 2020, el 80% de nuestras acciones de RSC estén relacionadas con proyectos de inclusión digital. Esto lo canalizamos a través de nuestras colaboraciones con Fundación Adecco, Fundación Randstad y Fundación Once y su programa INSERTA.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad