El sector TIC ante su gran reto: la gestión del talento

El sector TIC ante su gran reto: la gestión del talento

Las políticas de captación y desarrollo profesional se han convertido en elementos críticos para las empresas TIC en un mercado globalizado con grandes agentes.

Valeria Manzanal | Miguel Santirso | 02/03/2021 - 10:30h.

Con más de 3.9 millones de personas en paro en España, el último Informe de Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento indica que 8 de cada 10 directores de RRHH en el país tiene problemas a la hora de reclutar talento, esto está generando que alrededor de un 9% de las vacantes disponibles en el mercado queden sin cubrir, porcentaje que en algunos casos específicos puede llegar a ser del 60%.

Perfiles pertenecientes al sector IT, sanidad, logística, industria, administración o comercial, gozan de pleno empleo en distintas comunidades, pero son los más difíciles de cubrir, lo que ha resultado que en comunidades como La Rioja – en cuanto al sector industrial – el 25% de los puestos quede vacante, o Asturias, que dentro del sector IT, ha llegado a dejar alrededor del 60% de las vacantes sin cubrir en algunos perfiles específicos.

Estos datos se ven reforzados con las conclusiones que arroja el Informe EcosisTIC liderado por Lucía Menéndez del Cluster TIC Asturias. Este informe, que ha contado con la cofinanciación de Gijón Impulsa bajo la línea de Incentivos al Ecosistema de Desarrollo Empresarial, analiza las estrategias generales de gestión del talento de las empresas del Sector TIC, profundizando en las características específicas de sus políticas de captación y desarrollo profesional, elementos críticos en un mercado globalizado con grandes agentes.

Antes de entrar a analizar en profundidad los perfiles profesionales más demandados, conviene poner en perspectiva las características de un sector que ocupa a 8.210 empleos directos, es decir, el 2,17% del empleo regional y que genera el 3,9% del PIB autonómico. Estas cifras han ido aumentando en los últimos años de forma sostenida, de hecho, el número de empresas TIC ha pasado de 376 en el 2000 a 907 en 2018. Un dato a tener en cuenta es que este sector está compuesto principalmente por Pymes y Micropymes, organizaciones que en su mayoría tienen menos de 20 años. Estas características singulares hacen que un buen número de las empresas tengan dificultades para detectar, atraer, retener, cualificar y ofrecer un plan de carrera a profesionales al disponer de menos recursos.

Políticas de desarrollo de talento

Si algo deja claro este informe es el papel que juega el talento en el crecimiento de este sector. El talento, y más el requerido para estos puestos, es un bien escaso. El Decano del COIIPA, José García Fanjul, indica que este déficit se explica gracias al protagonismo que toma la informática en la transformación de la sociedad, los negocios, la economía, y en la vida en general, lo que genera que todas las empresas, administraciones públicas e instituciones demanden este tipo de talento para poder liderar ese cambio en su organización.

Sin embargo, según Ana Martín, Talent Attraction Lead de Empathy, en la compañía la deficiencia de perfiles IT no es un sentimiento que hayan experimentado, ya que, gracias al trabajo remoto, se ha abierto un abanico de posibilidades para Asturias, convirtiéndose en la atracción ideal para los profesionales de este sector. Incluso para Jose García Fanjul el trabajo remoto se está convirtiendo en una tendencia cada vez más notoria, afirmando que "los profesionales asturianos ya trabajan desde aquí para empresas localizadas en cualquier lugar del mundo y en los próximos años el número de puestos en nuestro sector para trabajar remotamente se incrementará muchísimo".

No es sencillo formar talento, retenerlo, retornarlo o atraerlo a un territorio concreto cuando la demanda es global, se requieren fuertes inversiones y de políticas activas sostenidas en el tiempo contando con diferentes agentes de apoyo además de las propias empresas. El estudio también muestra que, a pesar del tamaño, el 46% de las empresas cuenta con un departamento propio encargado de gestionar estas cuestiones.

Empleo de calidad. Esta es otra de las características del sector TIC, casi el 70% del empleo que genera este sector en la región se corresponde a contratos a tiempo completo, de carácter indefinido, o realizando contrataciones temporales con aspiración a convertirse en fijas.

Empresas como Izertis y Empathy son conscientes del valor que aportan sus profesionales, implementan una cultura enfocada en las personas ofreciendo buenas condiciones laborales para fomentar la retención de talento, además de plantear dentro de ellas mismas oportunidades de crecimiento del trabajador, facilitándoles el acceso a la formación.

En el año 2020, el teletrabajo se ha convertido en uno de los grandes protagonistas como consecuencia de la pandemia ocasionada por la Covid-19. Desde el Cluster TIC Asturias afirman que, en la actualidad, fácilmente el 90% de las empresas TIC están realizando teletrabajo. Estos datos difieren del 35% que muestra el informe ya que el inicio del mismo tuvo lugar antes de esta situación. No obstante, estas empresas ya eran muy conscientes de la necesidad de políticas de conciliación de la vida personal y laboral sobre todo a través de flexibilidad horaria y trabajo en remoto.

La velocidad de la evolución de la tecnología hace que las necesidades de cualificación de sus profesionales sean complejas y muy cambiantes. Es preciso un diagnóstico permanente, en continuo, de las necesidades formativas del sector TIC y los perfiles que demanda para mantener e incrementar su competitividad. Según Sonia Poza, Head of Talent Recruitment de Izertis, la creciente demanda de perfiles IT lleva a "cambiar el paradigma y poner la atención en la experiencia de candidato y en el desarrollo de talento como pilares fundamentales".

Estos cambios continuos han obligado a las empresas a contar con planes formativos anuales, este es el caso de Empathy que cuenta con un Academy Program. Un gran número de empresas facilita que un porcentaje alto de su plantilla se cualifique con acciones formativas planificadas por la propia organización. Concretamente, en un 57% de las empresas, al menos el 50% de su plantilla se beneficia acciones formativas planificadas por la propia organización.

Perfiles profesionales demandados

La distribución de la demanda de perfiles es variada. Encabezando la lista, nos encontramos con Programación y desarrollo y Analista de datos, ambas con un 18%, seguidas muy de cerca de Desarrollo web (17%). En un segundo escalón estarían Informática (12%), Comercial (10%) y Técnico de sistemas (10%).

Si hablamos de formación específica, nos encontramos con que Java (JEE, Angular, Spring, Hibernate , Struts) Javascript, Jquery , PHP, CSS3, Html5, IOS, Android, Google Analytics, Machine learning, Administración de servidores Windows, IIS y Active Directory o el Hacking ético son las más demandadas.

En el caso de Empathy, los perfiles más demandados han sido los desarrolladores tanto Backend como Frontend con cierta sensibilidad creativa. En Izertis, Sonia Poza explica que, debido a la pandemia, aunque se sigan demandando perfiles en otras áreas, los perfiles más demandados han sido los dedicados a ciberseguridad y workplace.

Sin embargo, también aparecen en la lista una serie de perfiles interdisciplinares no tecnológicos que pueden tener cabida en empresas TIC. Algunos están relacionados con titulaciones de carácter técnico como física, matemáticas, telecomunicaciones...; otros tienen que ver con el área económico-financiera y comercial como por ejemplo economistas, administrativos/as o finanzas; también los perfiles audiovisuales o los relacionados con el área de ciencias sociales y humanidades están presentes en el Sector TIC.

En cuanto a las competencias no técnicas que más demandan las empresas se encuentran la capacidad de trabajar de forma autónoma y otras como resolver problemas y trabajar en equipos multidisciplinares. Ana Martín resalta que más allá de su habilidad tecnológica, los candidatos han de ser "personas con una mentalidad abierta y analítica, con altos dotes comunicativos, y gran capacidad de adaptación".

Lograr que estos profesionales lleguen a las empresas no es una tarea sencilla, son muchas y variadas las fórmulas utilizadas por las organizaciones. Las plataformas web y redes sociales (25%), a través de prácticas no laborales en la empresa (24%) y a través de contactos del personal de la empresa (22%) son las que encabezan la lista. Concretamente, en el apartado de plataformas web y redes sociales, destaca por encima de todos, el caso de LinkedIn, que ha conseguido desbancar a Infojobs.

Formación a lo largo de la vida

En cuanto a la formación de los profesionales en el Sector IT, Ana Martín afirma que "es innegable que sí existe una brecha entre lo que se enseña en la Univeridad/FP y lo que demandan las organizaciones", y que, probablemente, esté generado por una falta de entendimiento entre ambos, aclarando que, aunque los alumnos están bien preparados en general, en ocasiones "carecen de conocimientos sobre cómo aplicar lo aprendido durante sus estudios en un entorno profesional", según Sonia Poza los recién graduados tienen conocimientos de tecnologías mas consolidadas o tradicionales, coincidiendo con Ana Martín en que se convierte en una necesidad la formación complementaria en tecnologías más innovadoras que se ajusten al panorama actual.

Sin embargo, para Jose Garcia Fanjul, esta brecha es inexistente, quien afirma que "en el ámbito de la informática, en Asturias, la Universidad y los centros de FP forman a profesionales excelentes que tienen niveles de empleabilidad plena. Lógicamente cada empresa puede tener necesidades particulares y posiblemente pueda expresar la necesidad de que en la formación se incluya una u otra tecnología concreta, pero el objetivo de la Universidad debe ser formar ingenieros que tengan una base amplia y sólida de conocimientos, que posteriormente se vaya complementando a lo largo de toda la carrera profesional".

Lo cierto es que en el informe se recoge que la mayoría de las necesidades formativas del sector se concentran en la categoría de software (65%), lo que está directamente relacionado con la actividad mayoritaria que realizan las empresas. La demanda formativa se concentra en las áreas de desarrollo en general y en particular de aplicaciones web y administración de sistemas operativos.

En la subárea de desarrollo la mayoría de las demandas formativas se concentran en lenguajes que permitan el desarrollo multidispositivo, y en concreto aquella programación específica para movilidad. Otras necesidades relacionadas con nuevas tecnologías de aplicación en la Industria 4.0 emergen como el desarrollo de sistemas de visión artificial.

En la subárea de desarrollo de aplicaciones web, la mayor demanda de formación se relaciona con la usabilidad o facilidad de uso de una aplicación web, seguido de una plataforma para crear portales corporativos, comunidades, redes, blogs y en tercer y cuarto lugar dos frameworks para el desarrollo de aplicaciones con Java.

En la subárea de administración de sistemas operativos, la mayoría de las demandas de acciones formativas tienen que ver con servicios en la nube, vía web y sistemas operativos para recopilar, analizar y exprimir datos de millones de dispositivos conectados con el objetivo de lograr información valiosa.

La segunda categoría con mayor demanda de necesidades formativas es la gestión funcional (24%). En general se incrementa la demanda de metodologías ágiles para la gestión de proyectos informáticos, metodologías específicas de desarrollo de software y otras metodologías más generalistas como PMP Este tipo de metodologías mejora las competencias de los trabajadores y trabajadoras, hacia perfiles de mayor valor añadido en las empresas capaces de dirigir y gestionar proyectos.

La modalidad de formación e-learning es la que las empresas consideran más adecuada, si bien hay temáticas que se considera que deben tener cierta presencialidad, por lo que la modalidad mixta también está bien valorada.

El futuro del sector

Una vez se detectan los problemas, es hora de plantear soluciones que pasen por el acuerdo de todos si realmente queremos que sean transformadoras. En el informe se recogen una serie de medidas y propuestas a la administración para favorecer el desarrollo de talento en el Sector TIC.

Por un lado, se considera imprescindible paliar la falta de personas cualificadas para insertarse en el sector. El déficit de personas para trabajar en el sector que se concreta en las dificultades medias altas para encontrar nuevos perfiles profesionales tecnológicos debería paliarse con el incremento de la oferta de plazas formativas.

Por otro lado, está la colaboración público-privada. Debido a la rápida evolución de la tecnología, explican que debe existir un diálogo permanente administración sector para dar respuesta a la demanda intensiva y cambiante de profesionales que exige el desarrollo tecnológico.

También se apunta en el informe hacia la generación de un observatorio de necesidades formativas y de personal del sector TIC. Consideran importante realizar estudios como EcosisTIC anuales que permitan agregar las necesidades formativas y las demandas de profesionales, que sirva de apoyo a pymes y micropymes tecnológicas.

Otro punto a estudiar, es el relacionado con el incremento de oferta formativa dirigida a trabajadores/as en activo y promoción de planes formativos agregados. La adaptación continua se convierte en un elemento fundamental para el sector. Argumentan que sería interesante ofrecer planes formativos que den respuesta conjunta a necesidades de pymes y micropymes.

Por último, se proponen mecanismos que agilicen las ofertas de las administraciones. Esto se centra en agilizar los trámites que permitan que la administración pública planifique y ejecute programas formativos dirigidos a personas en situación de desempleo adaptados a las necesidades de personal de las empresas o acciones formativas dirigidas a las personas trabajadoras en activo.

Del informe también se deducen una serie de oportunidades a tener en cuenta relacionadas con el posicionamiento de la región en el ámbito de la tecnología de voz, la ciberseguridad, las tecnologías semánticas, la Robótica y los drones, los sistemas para defensa y para el espacio, el tratamiento masivo de datos y la Inteligencia artificial.

Sin duda nos encontramos ante un sector en pleno crecimiento que cuenta con empresas consolidadas y otras que se están abriendo camino a un buen ritmo. Potenciar el talento será necesario para transformar la sociedad mediante la tecnología. Patricio Arias, Presidente del Cluster TIC Asturias, explica que "los Fondos NextGeneration traerán una serie de oportunidades y obligaciones ligadas a la digitalización de la economía. Para que esta transformación sea posible, serán necesarios perfiles y talento innovador ligados al sector TIC".

Deja tu comentario
publicidad
publicidad