El Banco de España pronostica una recesión de hasta el 13,6% para el 2020

pablo hernandez de cos banco españa
Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España

El Banco de España prevé una enorme incertidumbre, y una inevitable recesión, que va desde un 6.6% en la previsión más optimista hasta un 13,6% en la más pesimista, así como una cierta proporción de empresas que no lograrán evitar que las dificultades de liquidez se transformen en problemas de solvencia y por tanto, se vean abocadas al cierre.

Conecta Industria | 20/04/2020 - 21:00h.

Este lunes 20 de abril, el Banco de España ha hecho sus pronósticos y simulado los distintos escenarios posibles según la duración del confinamiento de la población y la paralización económica, así como en función de la gradualidad de la recuperación de la actividad económica.

Este parón técnico de la economía está teniendo un impacto contractivo muy severo sobre el PIB nacional y por supuesto a la actividad económica de las empresas y el empleo.

El Banco de España ha desarrollado sus estimaciones en tres posibles escenarios para la evolución de la economía española en función de diferentes duraciones supuestas del confinamiento de la población y la recuperación de la libertad de los ciudadanos.

En sus estudios, se han basado en dos metodologías distintas para hacer sus estimaciones: La primera se basa en la valoración de las pérdidas de producción de los distintos sectores económicos como consecuencia de las medidas de contención del brote del virus; la segunda se basa en simulaciones de los principales canales de transmisión de los efectos económicos de la pandemia, mediante el Modelo Trimestral del Banco de España (MTBE).

Los estudios pronostican recesiones sin precedentes en la historia reciente de nuestro país, creando una enorme incertidumbre y preocupación que se traslada al consumo y a la actividad económica.

Una vez superada la fase de confinamiento de la población y reapertura de la actividad comercial, la actividad económica y productiva comenzaría a recuperarse a un ritmo que, en todo caso, dependerá de la percepción del riesgo sanitario ante posibles contagios y de la capacidad de reactivación de la parte del tejido empresarial productivo más afectado por el actual bloqueo económico.

De cara a 2021, el Banco de España pronostica una recuperación de una parte significativa del PIB, pero nunca completa ni acercarse a la actividad económica anterior a la crisis del coronavirus.

 

 

El impacto negativo en la reducción de la actividad económica ha tenido un impacto muy importante en el mercado de trabajo.

En sólo las dos semanas entre los días previos a la declaración del estado de alarma y el 31 de marzo, el número de afiliados a la Seguridad Social disminuyó en 900.000 personas (un 4,6% del total), sin contar con las personas afectadas por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), de modo que, estas personas, aunque permanecen en situación de alta laboral en los registros de la Seguridad Social, no se encuentran trabajando en la actualidad.

Con todo, en estos momentos las perspectivas económicas están envueltas en una incertidumbre muy elevada, que dificultan enormemente hacer estudios macroeconómicos fiables y se trabaja siempre en estimaciones.

Así, en la hipótesis más optimista, suponiendo que el estado de alarma así como el confinamiento de la población durasen ocho semanas en total, se estima que el retroceso del PIB en 2020 oscilaría entre el 6,6% y el 8,7% y estimando un proceso de normalización casi completa de la actividad a partir del tercer trimestre de este año.

En un escenario de duración también de 8 semanas, pero con complicaciones en la reactivación de la actividad económica, se estima en la hipótesis más pesimista, que la caída del PIB en 2020 podría alcanzar el 13,6%, y la actividad económica no alcanzarían el nivel de habitual de generación de riqueza hasta el cuarto trimestre de 2020 (salvo las actividades de la rama de la hostelería, la restauración y el ocio, para los cuales se proyecta una recuperación más lenta y mucho más complicada).

En un escenario intermedio, el identificado como escenario 2, con una normalización de la actividad casi al completo a finales de año, con una cierta cantidad de empresas con riesgos de solvencia y supervivencia, la pérdida de PIB alcanzaría el 8,7%

El Banco de España prevé una enorme incertidumbre, así como una cierta proporción de empresas que no lograrán evitar que las dificultades de liquidez se transformen en problemas de solvencia y por tanto, se vean abocadas al cierre.

ESTO TE INTERESA:

"Como empresario me gusta ser optimista, no quiero pensar que el año esté perdido"

Guillermo Ulacia: "Hay muchísima preocupación en la industria, pero tenemos la oportunidad, son los proyectos de descarbonización"

La industria reclama un programa de medidas para recuperar la actividad económica

Planes de contingencia para evitar el coronavirus en las empresas.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad