opinión

¿Está la pyme asumiendo el reto tecnológico 4.0?

Tecnología

La respuesta es sí, pero no del mismo modo ni a la misma velocidad por parte de todas ellas

Conecta Industria | 12/11/2019 - 10:19h.

 

Luis Díaz 
Gijón Impulsa
Luis Díaz Gijón Impulsa

Luis Díaz - Gijón Impulsa

Desde Gijón Impulsa venimos detectando una tendencia de creciente interés entre las empresas de sectores considerados "tradicionales" por la aplicación de nuevas tecnologías y modernización en sus procesos de fabricación.

Por ello, llevamos trabajando ya varios años a través de nuestras convocatorias de Incentivos al Ecosistema de Desarrollo Empresarial de Gijón, con distintos agentes y asociaciones como tractores para la puesta en marcha de proyectos que ayuden a las empresas en este proceso. Todos ellos encaminados al desarrollo del sector digital local a través de innovaciones dirigidas a la industria 4.0.

Conscientes de la necesidad de adaptación al nuevo escenario del mercado, estamos poniendo en marcha "La Factoría: aceleradora de fabricación aditiva". Se trata de un proyecto piloto que acogerá el coworking industrial del futuro, acercando el mundo colaborativo al sector industrial en sus espacios. En ella interactuarán asesoramiento y formación a emprendedores y empresas, el favorecimiento de actividades de investigación, desarrollo e innovación, así como la promoción de espacios industriales y de transferencia de tecnología para logar mejoras competitivas.

 

Patricia Zapico 
Innovasturias
Patricia Zapico Innovasturias

Patricia Zapico - Innovasturias

El mensaje de la importancia de la transformación digital en las empresas, ya está cuajando, y una gran mayoría ya no duda de la necesidad de emprender este proceso y de las ventajas que supone para su productividad y  economía. Pero a pesar de la relevancia que está tomando el concepto de Industria 4.0, muchas de las pymes no están adoptando estas herramientas, y la barrera principal es el desconocimiento. Si bien las grandes empresas tienen muy claro qué es la Industria 4.0 y ya han empezado a aplicarla, las pymes aún no saben muy bien cómo acceder a esta transformación, el paso de poner el proyecto de digitalización en marcha, no parece estar tan claro.

Para afrontar este hecho, en el caso de las pymes, es esencial elaborar un plan realista, proporcional a las capacidades de la compañía, que sea concreto y sobre todo asequible, de forma que facilite la consecución del mayor beneficio posible a nivel de prestaciones, que se traduzca a su vez en un impacto positivo a corto plazo en la cuenta de resultados.

 

 

Carlos Vega García
Citech
Carlos Vega García Citech

Carlos Vega - Conecta Industria

La innovación ya no es una opción, sino que es clave en la creación y crecimiento de las Pymes. La oportunidad que brindan las herramientas 4.0 permiten acelerar el crecimiento y multiplicar la capacidad con pocos recursos. Las Pymes todavía son reticentes a grandes cambios, pero aún así pienso que la mayoría ya son conscientes de la necesidad de llevarlo a cabo, quizás las más industriales tienen dudas del ahorro en costes o el aumento de producción que pueden conseguir por lo novedoso de ciertas tecnologías.

La pyme debe asumir esta inversión en tecnología para crecer en capacidad y diferenciarse, es un reto que si o si va a marcar la diferencia en todos los sectores. Los medios de comunicación debemos hacer un esfuerzo en facilitar la compresión de la marabunta de términos 4.0 y ayudar en este cambio fundamental.

 

Mariano González
CTIC Centro Tecnológico
Mariano González CTIC Centro Tecnológico

Mariano González - CTIC Centro Tecnológico

En base a mi experiencia, la respuesta ante este reto está siendo diferente en función de factores como el sector específico de actividad, el tamaño, los recursos disponibles, la ubicación geográfica y, sobre todo, la cultura organizacional existente.

Por suerte, es difícil encontrar ya empresas sin interés en asumir el reto tecnológico de la industria 4.0; ahora bien, aunque en muchas Pymes (la gran mayoría) se conoce la importancia de afrontar este escenario, no se dispone aún de una visión global para hacerlo, y las acciones tecnológicas se realizan de forma puntual o aislada. Por otra parte, existe un número reducido -aunque cada vez mayor- de empresas especialmente sensibilizadas ante esta cuestión, que destinan personal y recursos para definir y ejecutar su estrategia de transformación digital hacia un concepto 4.0.

En cualquier caso, hay que destacar positivamente que la práctica totalidad de organizaciones es consciente de la importancia de comenzar el proceso de cambio con un análisis externo de su situación que les ayude a conocer sus principales necesidades, y les proponga un camino para cubrirlas.

 

Miguel Ángel Acero
Izertis
Miguel Ángel Acero Izertis

Miguel Ángel Acero - Izertis

La respuesta es sí, pero no del mismo modo ni a la misma velocidad por parte de todas ellas. La gran mayoría ha asumido que el proceso de transformación es imparable, pero un alto porcentaje aún se ven alejadas de este gran reto tecnológico en el que estamos inmersos, ya que tienen la idea de que es necesidad de alta inversión económica.

Este pensamiento limita su acción. Esto hace que tengamos un tejido empresarial formado por pymes de diferentes categorías, lideradas por aquellas que han crecido gracias al liderazgo transformador de la dirección, la internacionalización, la inversión continua en tecnología, el crecimiento del volumen negocio o la generación de innovación. Estas características implican un entorno empresarial estratégico, ágil y flexible que facilita la implantación de soluciones tecnológicas y procesos de cambio que favorecen su transformación digital. Son estas pymes las que han asumido el reto y además están ejerciendo un efecto tractor, especialmente en otras pymes que forman parte de su cadena de valor.

 

Yolanda García
Clarcat
Yolanda García Clarcat

Yolanda García - Clarcat

Aún hay empresas que no han considerado como prioridad abordar el reto de la transformación digital. El último dato de la CEOE estima sólo una de cada tres. Nosotros creemos, por nuestra experiencia, que si la empresa no ve el reto tecnológico 4.0 como una oportunidad para evolucionar y sigue resistiéndose al cambio corre el riesgo de perder competitividad.

Además, esta transformación debe realizarse de forma integral en toda la organización, desde producción a ventas, marketing, logística, servicio... colocando al cliente en el centro, logrando así diferenciarse de la competencia.

Afortunadamente existen muchos ejemplos de PYMES que han interiorizado perfectamente la cultura del cambio, y es que, por su naturaleza flexible y menos burocrática, ésta puede realizar el proceso gradualmente: con pequeños proyectos prueba que le permitan medir los resultados rápidamente y decidir los siguientes pasos. En este sentido, las soluciones SAAS (Software As A Service), de coste por uso y alojadas en la nube, se han convertido en aliados estratégicos puesto que no precisan inversión ni mantenimiento. Facilitan la automatización y escalabilidad, que unido a la democratización del dato se traduce en agilidad y eficiencia.

Deja tu comentario