OPINIÓN

¿Cómo crear más interés en las mujeres por las carreras STEM?

Industria

Expertas de diferentes empresas opinan sobre esta cuestión

Conecta Industria | 10/03/2020 - 11:30h.

 

Elena Díaz Fernández - Seresco

Uno de los puntos clave creo que está en que las niñas no se vean atrapadas sin quererlo, e incluso sin darse cuenta, en estereotipos sociales. Esto solo es posible poniendo el foco en la educación. Hay que dejar claro que el talento o la predisposición de una persona para desempeñar una labor técnica, científica, o tecnológica no depende de su sexo.

Otro aspecto fundamental para atraer chicas hacia las carreras STEM pasa porque el mercado laboral las reclame como profesionales del futuro. Este mensaje tiene que llegar de forma clara y contundente. Divulgar el trabajo de referentes femeninos que destacan en los distintos ámbitos de la ciencia, potenciar y dotar de recursos a la figura del orientador en los institutos, o que los planes de estudio incluyan medidas específicas para impulsar el contacto de las estudiantes con el mundo profesional son gestos que podrían contribuir a que ellas consideren estas carreras como opciones más atractivas.

Nos queda confiar en que la nueva era digital nos ayude a corregir esta anomalía; es cuestión de proponérselo, sin escatimar en medios y sin reservas.

 

Nerea Sánchez Sánchez - ABAMobile

Llevo más de quince años en esta profesión, y las cosas han ido mejorando, pero es cierto que todavía hay diferencia entre el número de mujeres y hombres que se dedican (en nuestro caso) al mundo de la tecnología, por eso me encanta poder participar aportando mi granito de arena.
Os dejo aquí, algunas medidas que considero serían necesarias para ir reduciendo esa brecha:

1. Visibilizar referentes: El primer problema es la falta de referentes. Afortunadamente esto está cambiando y cada vez hay más mujeres que se visibilizan en este ámbito en todas las categorías profesionales. Eventos como charlas, desayunos tecnológicos y noticias que muestran a las mujeres que estamos en este sector son claves.

2. Fomentar el interés en la escuela: Involucrar a niñas y adolescentes en el mundo técnico, con actividades como iniciación a la programación, charlas en las escuelas, juegos, etc.

3. Utilizar un lenguaje inclusivo. El lenguaje es una herramienta muy potente para construir el imaginario colectivo, ayudemos a ello utilizando palabras como <ingenieras, programadoras, directoras, consultoras> que hagan más inclusivo el sector.

 

Susana Pascual - PixelsHub

Respondo con una pregunta; ¿cuáles son los referentes femeninos más habituales en prensa? Tradicionalmente, hemos ligado el éxito femenino a profesiones relacionadas principalmente con las artes (moda, pintura, ...), ya que era en estos campos donde la mujer ganaba un protagonismo de primera línea en los medios. Cuando consigamos que la prensa también le de su hueco a las mujeres STEAM como referentes en su área, conseguiremos poder transcender a las niñas y jóvenes y despertar en ellas un nuevo interés, así como transmitir a la sociedad que la tecnología y las ciencias no tienen género. Como en cualquier cambio cultural que se persiga, no sólo importa la formación que se ofrezca sino también la información; si realmente queremos este cambio, tenemos que ser capaces de ofrecer a la sociedad las herramientas adecuadas para; 1- saber hacerlo (formación), 2- querer hacerlo (implicación) y 3- poder hacerlo(información).

 

 

 

Tamara Fernández - Ingeniacity

La respuesta a esa pregunta es fácil. Como casi todos los problemas de la sociedad, la forma de solucionarlo es la educación. Que la respuesta sea fácil no quiere decir que llevarlo a cabo también lo sea, pero es la única forma.

Con educación no me refiero solamente a las nuevas generaciones, sino que hay que comenzar con los profesores. Es necesario que reciban la formación que les permita disponer de herramientas para motivar a esas niñas, guiarlas y mostrarles ejemplos de mujeres desarrollando sus carreras en ese ámbito para que tengan referencias. Y no es solo con las niñas con quien deben trabajar, los niños desde pequeños deben aprender la importancia de la igualdad. Y por supuesto, lo óptimo, sería involucrar al entorno familiar de los niños en algunas de las actividades.

Creo que poco a poco, todo ha mejorado mucho, pero las profesiones con más futuro y en las que más oportunidades habrá son las STEM, y creo que si las niñas de hoy no se forman en esas competencias, el resultado puede ser no sólo de no avanzar, sino de retroceder. De ahí la importancia de trabajar en actividades y programas que ayuden a que más mujeres opten por las carreras STEM.

 

María Álvarez Gil - Neoalgae

Debemos enfocarnos en 2 puntos importantes e interrelacionados, que a mi entender son los principales causantes de esta brecha de género. En primer lugar, la falta de referentes femeninos. Es importante que se dispongan de referentes femeninos en Ciencia y Tecnología. Pero no sólo en los libros de texto (Según un estudio de la Universidad de Valencia, sólo el 7,5% de los referentes de los libros de texto de la ESO son mujeres), sino también en la vida cotidiana donde se pueden encontrar ejemplos cercanos e inspiradores. Es decir, la educación en casa tiene un papel esencial. En segundo lugar, los estereotipos deben desaparecer. Tradicionalmente a las niñas se les asocia con letras, carreras sociales o de ciencia, con un perfil más de cuidadoras y de educadoras. De hecho, dentro de las STEAM, la Química, Medicina, Biología, Enfermería son consideradas carreras feminizadas (marcando la excepción a este problema de género). Otra estrategia crucial es la de realizar acciones educativas proactivas para impulsar el interés de las niñas por estas carreras (cursos, charlas, jornadas, mentoring). En resumen, la educación en el colegio y en casa son clave para cambiar esta triste tendencia.

 

 

Laura Álvarez Cubillas - Makers Asturias

En mi opinión, el problema radica en la educación de las niñas desde su infancia, tanto en el seno de la propia familia como en los centros escolares y en general en su entorno social. No olvidemos que vivimos es una sociedad en la que el concepto de machismo estaba muy arraigado hace apenas 40 años, afortunadamente ha evolucionado con las nuevas generaciones promoviéndose una educación en igualdad más justa y propiciando así el aumento de mujeres de referencia en carreras STEM, pero todavía nos queda camino por recorrer. A medida que salvemos el obstáculo del machismo y la sociedad esté más educada en igualdad, creo que aumentará el número de niñas en este tipo de carreras, ya que si tienen en su entorno cercano referencias femeninas relacionadas con estas disciplinas, en la familia, en el colegio, en la sociedad en general, será más fácil que sean educadas entendiendo mejor lo que son y su aplicación práctica, desechando de una vez por todas el concepto machista de las STEM.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad