Asturias despunta en el mapa de transferencia de conocimiento científico a la sociedad

Investigación
Fuente: freepik.com

El Principado es la tercera comunidad con el porcentaje más alto de investigadores cuya actividad tiene impacto en la economía y en el entorno territorial. El Ministerio de Universidades ha reconocido la labor de 210 miembros de la comunidad investigadora asturiana. La Consejería de Ciencia considera que el programa es un estímulo para el profesorado universitario y el personal científico de organismos públicos

Gobierno del Principado de Asturias | 22/06/2020 - 09:00h.

Asturias es la tercera comunidad con mayor porcentaje de investigadores que realizan transferencia de conocimiento e innovación a la sociedad. El denominado sexenio de transferencia, que evalúa el impacto que genera el personal científico en la economía y en el entorno territorial, sitúa al Principado seis puntos por encima de la media nacional, solo por detrás de Cataluña y Cantabria.

La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) ha puesto en marcha por primera vez un sistema para medir cuál es el nivel de transferencia de conocimiento y conceder al profesorado universitario y a los investigadores de organismos públicos un reconocimiento por periodos de seis años, equivalente al tradicional sexenio de investigación.

El sexenio de transferencia es una acreditación que puede obtener cada profesor o investigador por su trabajo en relación con su entorno territorial. Se trata de una parte más del currículum profesional. De un lado está la evaluación y reconocimiento de la docencia; de otra, la evaluación de la investigación (sexenios de investigación), y ahora se suma, la evaluación de la contribución al desarrollo territorial y a la sociedad (sexenios de transferencia: un tramo cada seis años).

En Asturias, han logrado la evaluación positiva 210 de los 433 investigadores presentados, lo que supone una tasa de éxito del 48,50%, solo superada por Cataluña (54,20) y Cantabria (51,85%). Las cifras revelan que buena parte del personal investigador en la región contribuye activamente a trasladar su experiencia y conocimiento a la sociedad.

Esta transferencia se mide y traduce en generación de valor económico a través de patentes; registros de software; participación en contratos y proyectos con empresas y otras instituciones, o pertenencia a spinoffs. También por medio del fomento de la formación y la cultura emprendedora; la colaboración con instituciones, y la generación de valor social, como convenios o contratos con entidades sin ánimo de lucro o administraciones públicas, libros, capítulos de libros o artículos y actividades de difusión de la investigación en medios de comunicación audiovisual.

Con algo más de 3.000 personas contratadas en investigación a tiempo completo, la ciencia asturiana también ocupa la tercera posición si medimos el número de sexenios de transferencia concedidos por cada mil investigadores (64/1000), solo superada en este caso por Cantabria y Castilla-La Mancha, y muy por delante de comunidades como País Vasco, donde registran una tasa de algo más de 11 sexenios de transferencia por cada mil científicos.

La directora general de Universidad, Cristina González, considera muy importante este programa piloto que supone "un estímulo" para que la comunidad científica "vea reconocida su labor de transferencia de conocimiento a la sociedad, además de la investigadora". Estos resultados, asegura González, evidencian que "Asturias es una región con una presencia muy notable en la transferencia de conocimiento" en todas las áreas de conocimiento, tanto científicas como humanísticas. Desde la ANECA se ha trasladado a las comunidades autónomas la decisión de mantener la convocatoria no solo para 2020 sino también para años sucesivos.

La Aneca examinó 16.151 expedientes, de los que han resultado positivos el 42,47% (lo que supone 6.859) y negativos el 57,53 % (que corresponde a 9.292 solicitudes). Con estos sexenios, el Ministerio de Universidades pretende reconocer las relaciones de los profesores e investigadores con el entorno. Su intención es explotar el potencial intelectual, científico, tecnológico y promover la transmisión de su saber a la sociedad.

La brecha de género en la transferencia de conocimiento también sobresale en esta primera evaluación. En el caso de Asturias, donde el 92% de los sexenios se concentran en la Universidad de Oviedo, solo tres de cada diez solicitudes pertenecen a mujeres.

Más información
Deja tu comentario
publicidad
publicidad