Caja Rural de Asturias obtiene un certificado de sostenibilidad para sus oficinas

La entidad financiera es pionera al recibir el primer diploma del sistema constructivo emitido desde VERDE, lo que garantiza que sus oficinas nuevas y renovadas cumplan con los criterios de sostenibilidad exigidos por la certificación.

Caja Rural de Asturias ha comenzado el proceso de certificación de la sostenibilidad de todas sus oficinas. Para ello, esta entidad asociada en el Grupo Caja Rural cuenta con el certificado de sostenibilidad español VERDE —gestionado por Green Building Council España (GBCe)—, que le va a permitir aplicar en sus instalaciones los más altos estándares medioambientales, económicos y sociales. "La entidad demuestra una gran ambición en materia de sostenibilidad, lo que se aprecia en que optan a cuatro hojas VERDE, que es una calificación altísima", afirma Yolanda del Rey, responsable de Certificación VERDE de GBCe.

La primera oficina precertificada de la entidad es la situada en la Avenida Príncipe de Asturias número 33 de Gijón, donde se han fijado todas las prescripciones de sostenibilidad requeridas por VERDE. Posteriormente, estas medidas se implementarán en las más de 100 oficinas que Caja Rural de Asturias tiene repartidas por toda España: "Este proceso ha permitido a Caja Rural de Asturias ser pionera y recibir el primer diploma del sistema constructivo emitido desde VERDE, que le va a servir de guía y que va a garantizar que, si siempre actúan así, todas sus oficinas cumplirán en el futuro con los criterios de sostenibilidad exigidos por la certificación", explica del Rey.

Con este nuevo modelo de oficinas en materia medioambiental, la entidad reducirá al máximo el consumo energético, priorizará el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente y optimizará al máximo el consumo de agua. Caja Rural de Asturias instalará un jardín vertical interior en sus oficinas, lo que potencia la salud de los clientes y de sus trabajadores. Asimismo, está habilitando espacios dentro de la oficina para el descanso y esparcimiento de los trabajadores de la entidad. Además, en referencia a los aspectos económicos, introducirá sistemas que garantizan la máxima durabilidad y el menor mantenimiento.

"Con este certificado Caja Rural de Asturias se reafirma en su compromiso en materia de sostenibilidad a través del reto empresarial que implica mejorar la calidad de vida del territorio sin comprometer a generaciones futuras," afirma Pablo Rendueles, responsable de inmovilizado de Caja Rural de Asturias. Este compromiso engloba distintas actuaciones como el desarrollo de productos, servicios e iniciativas de actuación capaces de frenar el cambio climático y sus consecuencias, avanzar en la protección del medio ambiente e integrar los ODS en su modelo de negocio.

Gracias a este diploma, que va a fijar los condicionantes de sostenibilidad que se deben tener en cuenta para que Caja Rural de Asturias pueda certificar con VERDE todas sus instalaciones, la entidad no tendrá que presentar de nuevo toda la documentación cada vez que quiera certificar una de sus oficinas. Estos condicionantes afectan a los aspectos medioambientales, a los sociales y a los económicos.

Comentarios