El COVID-19 afecta ya a prácticamente todos los sectores

Gente erte

La crisis del coronavirus COVID-19 afecta ya a todos los sectores económicos y a sus empleados, siendo la banca el más beneficiado y el ocio el más perjudicado, y sólo el 35% de las empresas mantiene en activo a la totalidad de su plantilla

Conecta Industria | 05/04/2020 - 16:26h.

Analizando los datos que aporta el reciente estudio de Deloitte en el que hacen un barómetro del impacto del coronavirus en las empresas con los que el COVID-19 afecta ya a todos los sectores económicos, aunque no a todos por igual. Este estudio está hecho con datos del primer trimestre del 2020, por lo que no tiene en cuenta los datos negativos que aporta el endurecimiento del confinamiento de la población y la parada técnica de la economía en el cambio de trimestre.

El sector más beneficiado por esta súbita e inesperada crisis es el de la banca y las finanzas que un 62% de las empresas prevén aumentar la facturación el segundo trimestre, seguido del sector farmacéutico y sanitario que lo estiman el 50% de las empresas.

Por el lado contrario, los sectores más perjudicados son el del ocio, telecomunicaciones, sector energético y los servicios de consultoría, que no llegan ni al 10% las empresas que estiman mejoras en su facturación.

 

 

Un dato muy clarificador para medir la bonaza del sector es la evolución de las exportaciones, ya que éstas fueran la vía de superación de la anterior crisis de la burbuja inmobiliaria en el 2008. La gran mayoría de las empresas exportadoras esperan que el COVID-19 afecta negativamente a sus previsiones de exportación, fundamentalmente en Europa, donde el 36% creen que habrá contracción del mercado, seguido de América Latina con el 27% y EEUU con el 26%.

Un dato muy negativo es el grado en el que la crisis del COVID-19 está afectando a los empleados, ya el 65% de las empresas entre todos los sectores han tenido que parar la actividad laboral de parte de la plantilla durante este primer trimestre del 2020, dejando estas personas de realizar las funciones que desempeñaban en las compañías antes de la llegada de la pandemia.

De estas empresas, el 16% ha cesado la actividad de más de la mitad de la plantilla. Se han librado parcialmente las empresas más pequeñas, ya que más de la mitad señalan mantener todas sus sunciones.

 

 

El coronavirus va impactar muy negativamente en la evolución del empleo en el conjunto del año 2020. Un 41% de las empresas espera reducir su estructura laboral durante este año, mientras un 42% espera mantener el mismo número de empleados. Sólo un 17% espera algún crecimiento y por tango, generación de empleo de 2020.

En relación a las medidas en materia de empleo, sólo un 40% de las empresas consultadas por Deloitte está adoptando medidas de ajuste laboral ante la actual crisis económica derivada de la crisis sanitaria, como las anunciadas por el Gobierno para facilitar los conocidos ERTEs, procedimientos de suspensión de contratos o reducciones de jornada temporales. Entre las empresas que han adoptado por implementar algunas de estas medidas, la gran mayoría, el 67%, ha optado por los ERTEs; le sigue, con menor frecuencia, la reducción de jornada con un 35%, en tercer lugar, la reducción de empleo no fijo con tan sólo el 17%, y, por último, con apenas el 2% de respuestas, la reducción de empleo fijo.

La inversión privada en la propia empresa por sectores se ha desarrollado en esta otra entrada, en el que destaca la inversión en tranformación digital, calidad y medios de fabricación.

 

Fuente de datos y gráficos: Deloitte.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad