GUILLERMO ULACIA - PRESIDENTE FEMETAL

“El sector del metal es vital para la sostenibilidad del planeta y de nuestro estado de bienestar”

Guillermo Ulacia, presidente de FEMETAL
Guillermo Ulacia, presidente de FEMETAL

"En lo que se refiere a la Inteligencia Artificial, MetaIndustry4 ha movilizado directamente, en los últimos dos años, cerca de 400.000 euros en proyectos".

Juan Martínez Baragaño | 12/02/2021 - 09:45h.

Guillermo Ulacia (Barakaldo, 1954) es el presidente de FEMETAL desde 2014. En estos años ha logrado configurar un equipo de trabajo donde todas las ramas de actividad clasificadas en el sector del metal estuviesen representadas. Por otro lado, han elaborado un plan estratégico consensuado para el sector que implicaba la transformación de FEMETAL en una federación de servicios avanzados de creación de valor, manteniendo su esencia y espíritu. La culminación de esta metamorfosis ha sido la creación de un clúster de fabricación avanzada o de industria 4.0, pionero en España, que se denomina MetaIndustry4. El sector metal, al igual que muchos otros, está muy pendiente de los retos y oportunidades que se plantean de cara a los próximos años.

Desde el Gobierno de Asturias se está trabajando en la captación de los Fondos Europeos. En su opinión, ¿por dónde han de pasar los proyectos? ¿En qué debe centrarse la región?

La transición hacia una economía baja en carbono para 2050 liderada por la UE está teniendo un impacto muy relevante en la estructura socioeconómica de Asturias, a partir del cual, el sector eléctrico y las industrias de materiales básicos, columna vertebral del empleo de calidad, inversión en I+D y exportaciones, están forzadas a cerrar capacidad e invertir en la transformación de sus productos y procesos de fabricación. Por lo tanto, la estrategia en Asturias no puede ser un "copia y pega" de las directrices que vienen de Europa. Se necesita una defensiva, para negociar la hoja de ruta de la transición de esos sectores sin provocar fuertes impactos en el empleo neto a corto plazo, y otra ofensiva, para regenerar, revitalizar y reinventar nuevos yacimientos de crecimiento de empleo y valor añadido en sectores económicos relacionados con el conocimiento y menos dependientes del mercado.
La prioridad debe estar relacionada con la transición energética y ecológica, la transformación industrial y el polo de competitividad de la economia circular. Los territorios también compiten y aquí tenemos varios desafíos. Uno es utilizar los fondos europeos para mejorar la competitividad del sector publico y reforzar el papel tractor del mismo con los ecosistemas de innovación, emprendimiento y atracción de proyectos empresariales con presencia global. Le puedo adelantar que desde el clúster MetaIndustry4 estamos participando en el desarrollo de un megaproyecto tractor a nivel nacional con el liderazgo de una empresa siderúrgica española que se ha presentado en el ministerio de Industria, y que ahora mismo se encuentra en fase de análisis por parte del Ministerio.

Parece que el Estatuto electrointensivo no ha dejado contento al sector, ¿qué supondrá para la industria del metal si no se modifica?

El estatuto afecta directamente a dos grandes corporaciones localizadas en Asturias e indirectamente a las cadenas de valor asociadas. Si estas grandes compañías deciden deslocalizarse de Asturias, supondría una importante pérdida de empleo directo e indirecto. Podríamos encontrarnos en la situación de que aproximadamente el 40% del empleo directo del sector del metal estaría en riesgo. Sin embargo, no olvidemos que desde hace 20 años han crecido las empresas y el empleo en los segmentos metal mecánico y de fabricación avanzada, donde el impacto de la energía es menor.

Desde mi punto de vista, además de incluir un anexo al estatuto que recoja las necesidades de las empresas hiperelectrointensivas en energía, se debería revisar el sistema fiscal del mix energético y reducir el precio final de la electricidad para los consumidores industriales con riesgo de deslocalización real.

Algunas tecnologías como la fabricación aditiva son menos intensivas en energía, ¿cree que puede ser un pilar importante en el desarrollo de la industria del metal?

Se trata de una tecnología innovadora que, a su vez, es fácil de comprender por parte de la sociedad, no obstante, el nivel de madurez de la tecnología es aún bajo de cara a su implantación general en la industria. Si bien es cierto que son cada vez más las empresas que exploran las posibilidades de esta tecnología, todavía ha de ganar en velocidad de producción, dimensión de productos y competitividad para estimular su aplicación.

En Metaindustry4 estamos llevando a cabo varias experiencias en la aplicación y la diseminación de esta tecnología. Por ejemplo, el proyecto 4Cs, apoyado por el Ayuntamiento de Gijón, y orientado a identificar campos de aplicación y analizar su viabilidad en una decena de pymes industriales; o el proyecto WAAM, en el que se está abordando el diseño de nuevos procesos de fabricación de estructuras metálicas mediante el uso de esta nueva tecnología de fabricación aditiva.

El 2020 ha puesto de manifiesto la vital importancia de la Transformación Digital en las organizaciones, ¿cree que aún queda mucho por hacer en las empresas del metal?

Hace dos años, desde MetaIndustry4, desarrollamos un análisis en profundidad sobre el nivel de transformación digital de la industria del metal, que atendía a más de 160 indicadores distribuidos en siete áreas de la empresa. A través de este estudio, detectamos un nivel alto de digitalización en todo el ámbito de gestión y administración, y un mayor déficit en lo relativo al área de producción y, por supuesto, en el ámbito relacionado con la adopción de las tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0, como el Big Data, el Internet de las Cosas, la Robótica o el Big Data entre otros.

En lo que se refiere al proceso de aceleración de adopción de tecnologías habilitadoras, desde Metaindustry4 se está dinamizando el desarrollo de proyectos, con una alta implicación de empresas, relacionados con la aplicación de inteligencia artificial a la planificación de la producción, el uso de la fabricación aditiva aplicada a mejora de procesos e incluso al desarrollo de nuevos productos. En concreto, en lo que se refiere a la inteligencia artificial, MetaIndustry4 ha movilizado directamente, en los últimos dos años, cerca de 400.000 euros en proyectos a los que se suman las inversiones derivadas de nuevos proyectos promovidos por las propias empresas implicadas.

Hace unas semanas, desde MetaIndustry4, se hacía un llamamiento a las empresas con el fin de desarrollar proyectos vinculados al Hidrógeno Verde, ¿qué nos puede contar?

El hidrógeno verde puede convertirse en una palanca de diversificación para la industria del metal que sustituya progresivamente otras cadenas de valor que por los condicionantes del mercado muestran una situación de ralentización. En primer lugar, hemos de definir una estrategia y plantear unos objetivos sobre nuestra presencia y capacidad en este vector energético en el mercado, que nos ayudará a posicionarnos mejor y no desviarnos respecto al objetivo planteado.

Hasta el momento, hemos captado el interés y la implicación de medio centenar de empresas industriales que, sin duda, seguirá creciendo en los próximos tiempos. No obstante, el factor diferencial ha de venir marcado por la capacidad de dotar de conocimiento cualquier solución, y en este punto, la apuesta por la innovación y la I+D es clave para generar ofertas competitivas y mejor posicionadas. Por eso quiero subrayar la importancia que tiene recibir el apoyo del gobierno local, a través, del despliegue de las nuevas políticas de I+D+i, energéticas, industriales, e inclusive de la transición justa, para competir en igualdad de condiciones con proyectos alternativos desarrollados en otras comunidades.

La captación y generación continua de talento es imprescindible para evolucionar, ¿se detecta escasez de determinados perfiles profesionales en el sector?

Este es un asunto cronificado en el sector. Desde FEMETAL llevamos años advirtiendo de la carencia de personal cualificado para nuestras empresas. Una baja tasa de jóvenes, debida al nivel de envejecimiento de la región y a la elevada emigración de este grupo de población, unida a la insuficiente demanda de los ciclos formativos de formación profesional de las ramas industriales y a la tasa de abandono de estos, suponen un riesgo para la continuidad de las empresas. Por eso, creo muy necesario trabajar en la atracción de talento a todos los niveles, y en la formación de nuevos profesionales en las nuevas competencias necesarias para desenvolverse en la nueva industria o la industria del futuro. Metaindustry4 viene desarrollando diversas iniciativas en este sentido, como el proyecto europeo AttTrak, en el que, junto con otras organizaciones homólogas a nivel europeo, se han explorado nuevas formas de atraer y retener a los jóvenes hacia el sector metal, trabajando a nivel de los potenciales trabajadores, de los centros educativos, las familias y también de la propia industria, que ha de transformar su cultura organizacional y adaptarla a los nuevos tiempos y las nuevas generaciones.

¿Cuáles son los próximos planes de Guillermo Ulacia y FEMETAL?

A todas luces, la pandemia ha causado distorsiones sin precedentes en la oferta y la demanda de todos los sectores industriales. La eficacia de las medidas que los gobiernos han tomado para mitigar los efectos inmediatos de la crisis sanitaria, como la concesión de líneas de liquidez o protección del empleo están supeditadas a la recuperación de la normalidad y el tiempo necesario para ello, que visto lo visto, será desigual por regiones económicas y estados. Afortunadamente creo que la transformación emprendida por FEMETAL (nuevos sistemas de gestión interna y digitalización de procesos) nos ha permitido apoyar a nuestras empresas durante esta crisis de manera eficientemente y con un valor diferencial, gracias al compromiso y esfuerzo que ha desarrollado todo el equipo que ha trabajado, sin transición, entre la noche y el día.

Además de los desafíos pre-covid19, tales como la digitalización, la descarbonización, que se han acelerado en el año 2020, las empresas tienen un escenario de gestión muy diferente al de la década anterior, por tanto ahora deben adaptar su agenda estratégica en base al desarrollo de nuevos planes de crecimiento que les permita ganar cuota de mercado a través de proyectos de integración vertical u horizontal, el desarrollo de nuevos productos, mayor digitalización y la ambición de una nueva cultura empresarial. En consecuencia, son las empresas las que tienen que trazar un nuevo plan estratégico y definir el rol de FEMETAL y MetaIndustry4 en sus relaciones con los diferentes grupos de interés y especialmente con las administraciones para construir un territorio competitivo, donde la industria del metal siga siendo el baluarte del progreso social asturiano. Tenemos que evitar que las empresas del sector se dejen influir por los cantos de sirena que auguran que el sector esta amortizado.  El sector del metal es vital para la sostenibilidad del planeta y de nuestro estado de bienestar.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad