thyssenkrupp Elevator lanza una estrategia global de repuestos con la inauguración de su primer almacén tecnológico Smart Data en Madrid

thyssenkrupp elevator almacen
Almacén inteligente de thyssenkrupp Elevator en San Fernando

El nuevo almacén de última generación en España reduce los tiempos de espera para las piezas de repuesto del ascensor en un 20% y ahorra el 10% de todos los viajes de los técnicos de servicio

Conecta Industria | 04/02/2020 - 23:23h.

Thyssenkrupp Elevator inauguró su primer almacén inteligente de piezas de repuesto para el mantenimiento y reparación de ascensores a nivel mundial en Madrid para mejorar aún más el servicio para clientes en España, Portugal e Italia. Como un único punto de gestión y almacenamiento, el Almacén Tecnológico de Madrid en San Fernando de Henares tiene como objetivo mantener la disponibilidad total de todas las piezas de repuesto para sus operadores, optimizando su logística a través de servicios de datos inteligentes, análisis y procesamiento de datos recopilados en tiempo real. El uso de análisis de datos inteligentes ayudará a lograr los mismos procesos logísticos ahorrando el 30% del tiempo en comparación con los almacenes tradicionales.

Disponibilidad de repuestos las 24 horas

Por lo tanto, la multinacional de movilidad urbana proporciona una solución simple y efectiva para minimizar los tiempos de inactividad de los ascensores obsoletos al garantizar la disponibilidad de repuestos las 24 horas y distribuirlos justo a tiempo a sus técnicos de servicio. Como resultado, hay un ahorro del 10% por año en el número de viajes realizados por técnicos para recoger componentes en su oficina local entre trabajos. Además, habrá una optimización del 20% en el tiempo de espera para el cliente hasta que el elevador vuelva a estar en servicio, simplemente porque los técnicos tendrán la pieza de repuesto a su disposición de inmediato.

"Especialmente en el mercado de la movilidad, el servicio es más crítico. Para minimizar los tiempos de inactividad, se necesita una solución realmente inteligente y actualizada con respecto al mantenimiento y la entrega de repuestos. Eso es exactamente lo que ofrece el nuevo almacén de Madrid. Es sinónimo de máxima eficiencia, y pronto prestará servicios a más países fuera de España ", expresaba Dario Vicario, CEO de thyssenkrupp Elevator en España, Portugal y África. "El ADN innovador de thyssenkrupp Elevator nos hace pensar constantemente en nuevas formas de mejorar nuestras soluciones y procesos".

Con una superficie total de 6.853 m², incluidos 6.253 m² de espacio de almacén y 500 m² de espacio de oficina, el nuevo almacén en Madrid tiene hasta 9.800 piezas y componentes diferentes para el servicio de mantenimiento. Además, tiene la capacidad de manejar más de 1,400,000 pedidos por año, lo que representa un aumento del 400% en comparación con el lugar de almacenamiento anterior. El proyecto se creó como piloto en España, con la intención de convertirse en la base central de repuestos de la empresa en todo el sur de Europa. La inversión total para la instalación del almacén es de 3,5 millones de euros.

Dario Vicario agregaba: "La digitalización no es solo un proceso de transformación en nuestra industria, es parte de lo que significa thyssenkrupp Elevator. La combinación de datos inteligentes con nuestra logística nos ayuda a maximizar el tiempo de actividad de los ascensores y a hacer que las ciudades sean lugares mejores y más fáciles para vivir ".

Dentro de la iniciativa global de excelencia comercial de recambios de thyssenkrupp, el almacén de Madrid será el primero de su tipo de almacenes adicionales gestionados centralmente en el futuro, ubicado en diferentes centros clave de Thyssenkrupp Elevator en todo el mundo, como Memphis, Neuhausen, Shanghai, Oporto Alegre y Pune, entre otros. De esta forma, la compañía eliminará por completo la dispersión de componentes en más de 10,000 ubicaciones de almacenamiento diferentes.

"Con el almacén de repuestos de San Fernando, estamos estableciendo un nuevo estándar en la industria de los ascensores", dijo Ivo Siebers, Jefe de Logística Global en thyssenkrupp Elevator. "No solo tenemos que mejorar nuestros productos, sino también nuestros procesos, y hemos reconocido el gran potencial para optimizar el flujo de mercancías"

Almacén de "aprendizaje": conexión a MAX

Para acelerar el proceso de pedido de repuestos, este sistema de almacenamiento se conectará a MAX, la solución de mantenimiento predictivo de thyssenkrupp Elevator instalada en 120,000 ascensores a nivel mundial. Con MAX, las funciones de los ascensores se controlan de forma continua y precisa. Los datos en tiempo real recopilados por los sensores en los ascensores se envían a la nube, donde son analizados por un sistema de aprendizaje utilizando Inteligencia Artificial. El beneficio para el cliente radica en un sistema que es capaz de anticipar qué componentes técnicos deben ser reparados o reemplazados incluso antes de que ocurra cualquier falla.

Gracias a la visibilidad total de los repuestos ofrecidos por MAX, la información se guardará y analizará para una programación perfecta de las solicitudes en el almacén inteligente. La sincronización del nuevo proyecto de almacenamiento con MAX significará una mayor inmediatez y anticipación al indicar a los operadores qué partes se necesitan para la reparación. Conectado a dispositivos móviles, el algoritmo único de MAX envía diagnósticos precisos directamente a los técnicos para mantenerlos informados sobre las necesidades de mantenimiento y reparación, lo que les permite estar preparados para cualquier eventualidad.

Sostentabilidad

Con este nuevo proyecto, thyssenkrupp tiene como objetivo reducir el impacto ambiental y promover una cadena de suministro más sostenible. Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, aproximadamente el 5,5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se deben a actividades logísticas. En este contexto, thyssenkrupp promueve la interoperabilidad y la eficiencia al eliminar un número innecesario de viajes para el envío de componentes, ahorrando 64 toneladas de CO2 no emitidas por la flota, lo que significa un ahorro de 400,000 km por año, equivalente a realizar 30 vueltas del Tierra.

El compromiso medioambiental va aún más allá, con la sustitución de todos los envases de componentes por materiales reciclables. Todo el material de embalaje será completamente ecológico, reutilizable y respetuoso con el medio ambiente.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad