OPINIÓN

¿Las energías renovables son la alternativa a la energía tradicional?

Energías Renovables

Profesionales de distintas empresas nos dan su opinión sobre la siguiente pregunta.

Conecta Industria | 15/07/2019 - 11:12h.

 

Juan José del Campo Gorostidi
Corporative Development Services, S.L.
Juan José del Campo Gorostidi Corporative Development Services, S.L.

Juan José del Campo Gorostidi - Corporative Development Services, S.L.

Las energías renovables sustituirán progresivamente a las convencionales, tanto en el sector eléctrico como en la automoción.  En 2018 , el 40% de la generación eléctrica en España procedió de fuentes renovables con una contribución de la solar todavía muy baja: el 4,8%.  El crecimiento en la generación eólica y solar requerirá del desarrollo de las tecnologías de almacenamiento, entre las cuales el bombeo hidráulico es una tecnología madura y tanto el almacenamiento adiabático de aire comprimido como el empleo de baterías de ion litio o flujo redox, se enfrentan al reto de disminuir sus costes para que en términos de LCOE puedan competir con las centrales de ciclo combinado. Que las tecnologías de almacenamiento superen las 4 horas de servicio a coste competitivo requerirá más de diez años y su necesario uso aumentará el coste de las renovables en el mix. La energía verde en un sistema eléctrico fiable no será barata.

 

Pedro Carrillo Herrero
Solís Industrias del Caucho
Pedro Carrillo Herrero Solís Industrias del Caucho

Pedro Carrillo Herrero - Solís Industrias del Caucho

El doble desafío de cubrir la progresiva necesidad de más energía con menos emisiones, marcará nuestro futuro. Es necesaria una transición de modelo energético, que ya está en marcha y debemos acelerar. A nivel socioeconómico, lograremos independencia energética, por el carácter más autóctono de las renovables, limitando la concentración del actual poder energético en unos pocos países productores. Medioambientalmente, reduciremos drásticamente las emisiones contaminantes, introduciendo energías sostenibles.

En el año 2040, pasaremos de 7700 millones de habitantes a unos 9100 y las demandas energéticas aumentarán un 25%. Además, las emisiones de CO2 continúan aumentando. Queda claro que el motor que mueve el mundo, tiene que cambiar de combustible. Enfrentarse con éxito al doble desafío requerirá de un respaldo internacional a las renovables, acelerando su crecimiento, de una concienciación y uso razonable de la energía, y del apoyo en fuentes energéticas disponibles bajas en carbono. ¿Estamos dispuestos a todo ello?

Un dato: cada hora el Sol lanza a la Tierra más energía de la necesaria para satisfacer las necesidades de la población mundial durante un año.

 

 

 

Adolfo Fernández Valdés
Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN)
Adolfo Fernández Valdés  (CINN)

Adolfo Fernández Valdés - Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN)

El aumento de la concienciación medioambiental nos dirige de manera irreversible a una transición hacia el uso de energías renovables. Sin embargo, las fuentes de energía renovables tienen que superar dos dificultades importantes para que se puedan implantar con éxito. Por un lado, tienen que ser capaces de satisfacer las demandas energéticas actuales para lo que en muchos casos es preciso mejorar su eficiencia. Por otro lado, esta sustitución debe ser viable desde el punto de vista económico, para lo que se requiere optimizar los costes tanto en términos de generación como de almacenamiento de energía. Por lo tanto, es necesario intensificar la investigación y desarrollo de nuevos materiales y procesos, al ser I+D la herramienta fundamental para superar estas limitaciones. Esto se ha visto reflejado en los últimos Programas de investigación ya sea nivel europeo, nacional o regional, en los que la investigación en Energía limpia, segura y eficiente es uno de los principales Retos Sociales identificados.

 

Miguel García Represa
Siemens Gamesa
Miguel García Represa Siemens Gamesa

 

Miguel García Represa - Siemens Gamesa

Por supuesto. Sin duda alguna el conjunto de energías renovables viene siendo desde hace tiempo una parte imprescindible en la matriz energética de muchos países y el desarrollo tecnológico no hará más que reforzar dicho posicionamiento. En 2018, un 40,1% de la energía eléctrica producida en España provino de fuentes renovables. Ese año, la demanda de energía eléctrica en la península fue cubierta en primer lugar por energía nuclear, con un 20,6% de cobertura de la demanda, seguida muy de cerca, como segunda fuente, por la energía eólica con un 19%. Además de la eólica, tanto la hidroeléctrica con un 13,2% como la solar (térmica y fotovoltaica) con un 4,6%, fueron las otras principales fuentes de energía renovable. Los dos principales factores que van a ser decisivos en los próximos años para incrementar el porcentaje de energías renovables son (a) la continua evolución tecnológica de las turbinas eólicas, así como el incremento en la eficiencia de los paneles solares y (b) el abaratamiento de ambas tecnologías que harán (en algunos casos ya lo son) que sean económicamente más rentables que las fuentes que utilizan combustibles fósiles.

 

 

Miguel Suárez Ramón 
TSK Electrónica y Electricidad S.A.
Miguel Suárez Ramón TSK Electrónica y Electricidad S.A.

Miguel Suárez Ramón - TSK Electrónica y Electricidad S.A.

Las energías renovables, especialmente eólica y fotovoltaica, han ido ganando competitividad a base de introducir mejoras tecnológicas para incrementar la eficiencia y disminuir costes de fabricación y mantenimiento a lo largo de estos últimos años hasta el punto que, en lugares con recurso eólico o solar razonable, tienen una rentabilidad superior a tecnologías más tradicionales como el gas o el carbón. El problema radica en que no son 100% gestionables, con lo que no pueden plantearse como una alternativa total, ya que el operador de red solo puede pedir disminuir la producción a la hora de gestionar la red, con lo que la presencia de tecnologías gestionables (tradicionales a día de hoy) es y será a medio plazo imprescindible.

 

 

José Luis Suárez Sierra
Sinfín Energy
José Luis Suárez Sierra Sinfín Energy

José Luis Suárez Sierra - Sinfín Energy

Pensamos que sí, pero siempre desde la óptica de INTEGRACIÓN DE LAS RENOVABLES SOBRE EL ESPACIO YA CONSTRUIDO, es decir, enfocando el desarrollo de todas las posibilidades de integración que presentan las distintas tecnologías renovables presentes en el mercado (fotovoltaica, eólica, hidráulica,...) aprovechando infraestructuras ya existentes, en la medida de lo posible.

Bajo esta filosofía, desde SINFÍN Energy centramos nuestra actividad en desarrollo y puesta a punto de una tecnología focalizada en rentabilizar aprovechamientos microhidráulicos basados en la tecnología Hidrotornillo, enlazando con el paradigma de la producción distribuida de energía, que postula el cambio hacia un modelo de generación con gran número de pequeñas centrales (generadores) diseminadas por todo el territorio, que aproximen puntos de generación a los de consumo, en sustitución del actual de producción centralizada. Esto supone un enfoque más racional, basándose en la implantación intensiva y extensiva de fuentes renovables y su agrupación en microrredes energéticas locales.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad