El sector de las telecomunicaciones puede ser un revulsivo para la sostenibilidad

El sector de las telecomunicaciones puede ser un revulsivo para la sostenibilidad

Según el nuevo informe "Putting Sustainability at the Top of the Telco Agenda" de BCG, el aumento del uso y procesamiento de datos a nivel mundial está atrayendo la atención sobre las emisiones de CO2 de la industria de las TIC, que actualmente duplican las de la industria de la aviación.

Conecta Industria | 25/06/2021 - 09:00h.

En un momento en que la atención mundial se dirige hacia el sector de las telecomunicaciones con motivo del Mobile World Congress 2021,que comienza el 28 de junio en Barcelona, un nuevo estudio del Boston Consulting Group (BCG) predice que el sector se enfrentará a un mayor control debido a su elevado impacto medioambiental.

El informe "Putting Sustainability at the Top of the Telco Agenda" detalla cómo la demanda mundial de comunicaciones digitales, acelerada por el trabajo a distancia durante la pandemia del COVID-19, ha hecho que la industria de las tecnologías de la información y comunicaciones consuma más energía que nunca.

Actualmente, el sector de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) es responsable de entre el 3 y el 4% de las emisiones mundiales de CO2,aproximadamente el doble que el sector de la aviación. De acuerdo con el informe de BCG, se calcula que el uso y el procesamiento de datos a nivel mundial crecerá un 60% este año, por lo que la industria podría ser responsable de hasta el 14% de las emisiones mundiales de CO2 en 2040, a menos que se tomen medidas significativas para reducir el impacto medioambiental de las empresas de comunicaciones y tecnologías de la comunicación.

Dentro del sector de las TIC, y aunque no directamente vinculado a su actividad, las telecos son responsables del 1,6% del total de las emisiones mundiales de CO2. Hasta el 90% de las emisiones de las empresas de telecomunicaciones proceden de las actividades previas y posteriores, como el consumo de energía de sus proveedores o de los equipamientos de sus clientes. Ello provoca e impulsa la necesidad que las empresas de telecomunicaciones tengan que definir normas y políticas comunes para el seguimiento de los impactos medioambientales no solo directos sino también de los terceros vinculados.

Según Jose F. Arias, Managing Director & Partner responsable de TMT en Iberia,"las telecos ya han venido actuando sobre el impacto medioambiental directo de su actividad (por ej.  optimizando el consumo de energía de sus redes; utilizando energías renovables; reciclando terminales; ...). Sin embargo, es el momento de ir un paso más allá y poner el foco en la huella de impacto de sus proveedores y fabricantes de equipamientos para reforzar a aquellos con mayor consciencia en la sostenibilidad; así como en el uso que sus clientes hacen de sus servicios y el impacto medioambiental que conllevan, por ej. en el procesamiento de datos y consumo de energía derivada, o en la utilización de la tecnología y las comunicaciones para optimización de los procesos productivos y en el tipo de servicios que proveen."

El futuro del sector

El crecimiento del uso de energía por parte de los centros de datos para procesar la información de los clientes usuarios de los mismos, es una clara señal del creciente impacto medioambiental del sector de las TIC, ya que BCG prevé que sólo estos utilizarán el 8% de la electricidad mundial en 2030. Por ello, el informe indica que el sector se toma cada vez más en serio la reducción de su huella de carbono directa, y especialmente la indirecta, ya que la mayoría de las grandes empresas de telecomunicaciones se han comprometido a reducir la energía necesaria por unidad de tráfico en un 70% para finales de esta década. Si esta estimación se cumple, BCG calcula que la actuación del sector de las TIC podría eliminar hasta el 15% de todas las emisiones mundiales de aquí a 2030, lo que supone más de un tercio del total de las reducciones de emisiones necesarias para cumplir los objetivos mundiales de sostenibilidad al poder ahorrarse 12,1 gigatoneladas de CO2, lo que equivaldría a 6,5 billones de dólares.

Roman Friedrich, Managing Director & Partner de Boston Consulting Group, indica que el creciente interés y la presión de los consumidores llevarán a las empresas de TIC a dar prioridad a sus estrategias de sostenibilidad. "Hasta ahora, el sector de las telecomunicaciones no ha sido objeto del mismo nivel de escrutinio y crítica que otros sectores de la economía que emiten grandes cantidades de gases", señala Friedrich. "Creemos que esa situación cambiará rápidamente. Aquellas telecos que se anticipen a este cambio y pongan en marcha estrategias significativas y con impacto real reducirán su huella, ahorrarán costes y ganarán clientes."

Franck Luisada, Managing Director & Senior Partner de BCG, anticipa que los clientes están dispuestos a pagar una prima por un proveedor de telecomunicaciones más ecológico. "La investigación de BCG ha demostrado que los consumidores más jóvenes están dispuestos a pagar un 10% más por productos de telecomunicaciones ecológicos", afirma Luisada.

BCG también ha presentado su Índice de Sostenibilidad de las Telecomunicaciones,diseñado para captar las cuatro dimensiones más relevantes de la estrategia medioambiental de una empresa de telecomunicaciones, a través de un seguimiento del compromiso de la empresa con la sostenibilidad, la intensidad de sus emisiones y la de sus socios ascendentes y descendientes, la eliminación de residuos y la habilitación de sus clientes.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad